Utilizan la ciencia para descubrir quién es Banksy

Un grupo de científicos analizó las ubicaciones de las obras del artista para conocer su identidad. Ubicaron a Robin Gunnigham como principal sospechoso.  

Ciudad de México

Un grupo de científicos de la Universidad Queen Mary de Londres utilizaron el método científico para descubrir la identidad de Banksy, uno de los artistas callejeros más importantes de los últimos tiempos y quien ha logrado mantener, hasta el momento, su anonimato.

Para hacerlo, se basaron en el proceso de Dirichlet, un modelo que se utiliza en la teoría de la probabilidad. Los estudiosos tomaron en cuenta la ubicación de las obras de Banksy y calcularon las probabilidades de que el artista resida en la misma zona de estudio.

El reporte final señaló como principal sospechoso a  Robin Gunnigham, el mismo a quien el periódico Daily Mail “desenmascaró” en 2008.

El método, que es ampliamente utilizado en criminología y epidemiología,  toma una serie de lugares en donde suceden crímenes o se han reportado enfermedades para localizar los puntos críticos e identificar a los principales sospechoso el primer afectado por la enfermedad.  


El estudio, titulado “Tagging Banksy: using geographic profiling to investigate a modern art mystery” (Identificando a Banksy: el uso de perfiles geográficos para investigar el misterio del arte moderno) se publicó en la revista Spacial Science y explica que su objetivo fue demostrar que el análisis estadístico de puntos geográficos tiene muchas aplicaciones en la vida diaria.

Ellos proponen utilizar este método para identificar las zonas en donde hay más actos de vandalismo y “evitar que sucedan hechos más lamentables.”

Hasta el momento, ningún representante de Banksy ha hecho alguna declaración sobre los resultados del estudio.