Primer avión eléctrico cruza el Canal de la Mancha con éxito

En un futuro, los aviones podrían funcionar con baterías de litio y sin producir dióxido de carbono.
El E-Fan de Airbus  es impulsado por baterías de litio y se convirtió en la primera aeronave eléctrica en recorrer el Canal de la Mancha.
El E-Fan de Airbus es impulsado por baterías de litio y se convirtió en la primera aeronave eléctrica en recorrer el Canal de la Mancha. (EFE)

 El avión E-Fan, un prototipo del fabricante aeronáutico europeo Airbus impulsado por baterías de litio, se convirtió hoy en la primera aeronave eléctrica en recorrer los 32 kilómetros que separan Francia de Inglaterra a través del Canal de la Mancha.

El prototipo ultraligero de Airbus, de 600 kilos y con autonomía para 60 minutos de vuelo, completó la hazaña 106 años después de que el aviador Louis Blériot realizara en 1909 la misma travesía a bordo de un monoplano de 25 cv conocido como Blériot XI.

"No hubo ninguna turbulencia" y "casi he podido disfrutar del paisaje", declaró el piloto y diseñador del aparato, Didier Esteyne, que despegó en la localidad inglesa de Lydd a las 08:15 GMT y aterrizó 45 minutos después en la ciudad francesa de Calais, mientras un helicóptero de apoyo le ofrecía información de vuelo.

La travesía de hoy fue la gran puesta de largo para un aparato que por ahora sirve como avión-escuela que Airbus espera comercializar a partir de 2018 y que consume unos 2 euros (35 pesos) de electricidad por hora de vuelo.

Aibus espera poder hacer una versión para cuatro pasajeros y para 2050, poder aplicar esa tecnología a aviones híbridos capaces de transportar a un centenar de personas y que despeguen utilizando exclusivamente energía eléctrica.

El E-Fan, de 6.7 metros de largo y 9.5 de envergadura, está construido en fibra de carbono y propulsado por dos motores alimentados por 60 baterías de litio-ion polímeros de 250 voltios.

Su velocidad de crucero es de 160 kilómetros por hora, aunque el aparato puede alcanzar una punta de 220 km/h sin producir nada de dióxido de carbono.

"Hay que entender esta travesía como un símbolo", comentó el responsable del proyecto e-Fan de Airbus, Emmanuel Joubert, quien indicó que el fabricante quiere mostrar con este prototipo todo su "apoyo a la aviación del mañana, que quiere ser más eléctrica y respetuosa con el medio ambiente".