ENTREVISTA | POR EMILIANO BALERINI

A la diversidad de producciones realizadas con motivo del asalto al Cuartel Madera, un suceso central en la historia de la guerrilla en México, se suma ahora este producto artesanal.

La cerveza Liga 23 de septiembre

México

El asalto al Cuartel Madera, ocurrido en Chihuahua el 23 de septiembre de 1965, ha sido motivo de varias investigaciones periodísticas y académicas, obras literarias, películas y documentales, entre otras indagaciones. Ahora se suma también una cerveza artesanal de temporada, la Liga 23, recién lanzada por la empresa Paso del Norte.

La cervecería Paso del Norte fue creada por Edgar Salinas y Daniel Vázquez con el propósito de ofrecerle al consumidor de Chihuahua productos que lleven el nombre de algún personaje o de un suceso histórico en el estado. Adela, Bandolero y División del Norte, son algunas de las cervezas que caracterizan a esta empresa, dedicada a la producción artesanal.

Daniel Vázquez, creador de Liga 23, habla en entrevista con Dominical MILENIO sobre esta nueva cerveza, conmemorativa de los 50 años del asalto al Cuartel Madera, y expone las razones por las cuales le llamó la atención el hecho histórico y quiso recordarlo así.

¿Cómo surgió la idea de hacer esta cerveza en el 50 aniversario del Asalto al Cuartel Madera?

La familia de mi mamá es de Madera, Chihuahua. Mi abuelo tenía alrededor de 20 años cuando fue el asalto al cuartel militar. Estaba en el pueblo, así que recuerda bien lo sucedido. Actualmente, él colabora en la cervecería que fundamos mi socio, Edgar Salinas, y yo: Paso del Norte. Desde hace un tiempo nos venía contando algo de lo que pasó ese 23 de septiembre de 1969, por lo que nos pusimos a investigar. Las cervezas que tenemos en nuestra empresa tienen nombres vinculados con la Revolución: Adela, Bandolero y División del Norte, entre otras. Todas tienen un perfil histórico de hechos que han sucedido en Chihuahua. Cuando vi que no había mucha información sobre Madera, decidí que debíamos lanzar al mercado este producto para que las nuevas generaciones conozcan lo que pasó. Decidimos presentarla en botella grande, para que la gente la compartiera. Le colocamos una etiqueta contando de manera resumida lo sucedido hace 50 años.

¿Qué cantidad de cervezas se lanzaron al mercado?

Esta es una cerveza artesanal y de temporada. Lanzamos al mercado un lote de 100 cervezas. Cada una con un costo de 100 pesos. Se hicieron básicamente para esta temporada (navideña), y hace dos semanas se terminaron. Tenemos que analizar con mi socio si ponemos más cervezas a la venta, pero aún no lo hacemos. Se acabaron entre Chihuahua y Ciudad Juárez.

¿Cree oportuno que se deba vender nuevamente la cerveza Liga 23?

Es algo que primero debo hablar con mi socio y con el equipo de trabajo de Paso del Norte. Por el momento está en veremos... creemos que es probable que se lance otro lote.

¿Qué características tiene la cerveza Liga 23?

Es una cerveza tipo Stout: oscura y con muchas maltas tostadas. Liga 23 es doble Stout. Es muy oscura. Además le agregamos cacao, vainilla, canela, café y lactosa. Es pesada. Tiene 8.6 grados de alcohol. No se la puede enmarcar en una categoría específica, porque trae muchas cosas. Tuvo muy buena aceptación.

¿Cuánto se tardaron en hacer esta cerveza?

No estábamos listos para sacar una cerveza conmemorativa, pues las que tenemos de producción fija nos ocupan todo el tiempo. Pero hace como dos años tuvimos la oportunidad de platicar sobre el tema y empezamos a trabajar.

¿Entraron en contacto con personas vinculadas a los ex guerrilleros que estuvieron en el asalto al Cuartel Madera?

No tenemos contacto directo. Solo la historia que nos platicó mi abuelo. Pero de la Liga Comunista 23 de septiembre sí tenemos gente conocida, hijos de conocidos que estuvieron en ese grupo guerrillero en Chihuahua.

Para ustedes en Paso del Norte, ¿qué representa el asalto al Cuartel Madera?

Fue un hecho importante en la historia de México, porque hasta hoy la gente sigue exigiendo justicia para los trabajadores. Pondré un ejemplo de otra índole, pero con el cual podré explicarme. Actualmente, para crear y vender cervezas artesanales como las que nosotros producimos, nos enfrentamos a muchas injusticias: peleamos contra un duopolio, nos cobran impuestos altos y hay muchos lugares donde no nos aceptan porque los establecimientos tienen un contrato con las marcas comerciales. Hay una revolución de cervecerías artesanales para que cambie el trato que se nos da. Somos parte de ese espíritu de gente que pelea por algo diferente.

Cuando platicaste con tu abuelo sobre el asalto al Cuartel Madera, ¿qué recordaba él del hecho?

Que había sido como a las cinco de la mañana. Nos dijo que de repente se empezaron a escuchar balazos por todas partes. La balacera duró mucho tiempo: una hora, hora y media. La gente estaba asustada. Me platicó que a uno de los guerrilleros se le escapó un balazo y que eso puso en alerta al cuartel militar. No sé si sea cierto. En lo que leí no lo encontré. La idea, entiendo, era atacar el cuartel a la hora del desayuno, pero no se pudo porque se les escapó un balazo. También me platicó que durante ese día se detuvieron las actividades de Madera.

¿Cómo definirías las cervezas que hacen en Paso del Norte?

Tienen una personalidad chihuahuense. La marca es ciento por ciento estatal. Queremos que la gente sepa que los hechos históricos no se entierran y olvidan. Buscamos que nuestras cervezas tengan la personalidad de los hechos históricos que hayan pasado en nuestro estado de Chihuahua.

La historia

La madrugada del 23 de septiembre de 1965, un grupo de 13 jóvenes campesinos, maestros y estudiantes, integrantes de la organización insurgente Grupo Popular Guerrillero (GPG), atacó el cuartel militar de Ciudad Madera, Chihuahua. El plan consistía en realizar un asalto relámpago al inmueble, hacerse de armamento, tomar la población, expropiar las arcas del banco local y emitir un mensaje revolucionario empleando la radio. Nada de esto sucedió.

Se había planeado la participación de aproximadamente 40 personas, divididas en tres grupos, pero solo uno de ellos entró en acción, de los otros dos, uno de avanzada se retiró de la ciudad al no encontrar contactos y dar por hecho el desistimiento del ataque; y el otro, portador del armamento más potente no pudo llegar a tiempo porque se lo impidieron lo intransitable de los caminos y las crecidas de los ríos, producto del torrencial aguacero que cayó sobre la zona en la víspera. Los 13 que decidieron concretar el plan, lo hicieron confiados en que solo dos pelotones (unos 60 hombres) resguardaban el cuartel, pero en realidad eran 125 efectivos.

El asaltó fracasó, era imposible el éxito de una acción realizada por unos cuantos hombres mal armados y enfrentados a un ejército de 125 elementos con arsenal moderno. Bajo el mando de Arturo Gámiz y Pablo Gómez, el grupo intentó sorprender a los soldados y apoderarse de la guarnición militar. El saldo fue de ocho guerrilleros muertos, seis militares abatidos, 10 heridos. El asalto fue el hecho guerrillero armado más importante en los años sesenta y marcó el surgimiento de la primera guerrilla del México postrevolucionario.