Arte en casa, lujo en París

Un concepto que está revolucionando la capital francesa emula la dinámica del mundo hotelero y de la moda en el mercado inmobiliario al crear espacios de arte habitable.
Gérard Faivre es el creador del concepto Art Homes y un referente en el mundo de las propiedades de lujo.
Gérard Faivre es el creador del concepto Art Homes y un referente en el mundo de las propiedades de lujo. (Cortesía Mathieu Fiol)

Gérard Faivre es el creador del concepto conocido como Art Homes, una opción que está revolucionando el mercado inmobiliario en París. Faivre propone apartamentos de lujo, listos para ser habitados, diseñados y decorados con obras de arte minuciosamente curadas y, sobre todo, acompañados con un servicio de concierge.

Este exquisito apartamento se localiza en el corazón del famoso y exclusivo triángulo de oro, una sofisticada área cerca de Champs-Élysées, junto a las boutiques de alta moda. El edificio donde se encuentra está sobre la Rue Lincoln en esquina con la Rue François 1er. La propuesta de interiorismo tiene una extensión de 204 m2, y abarca todo el tercer nivel del edificio.

Gérard Faivre es uno de los principales referentes dentro del mundo de las propiedades de lujo; su firma supera las expectativas de sus clientes, gracias a que combina un diseño sofisticado con la tecnología más nueva.

El concepto para la propuesta de interiorismo es preservar la esencia original de la arquitectura, recuperando las molduras originales, pero transformando la imagen del espacio interior de acuerdo a una tendencia más actual. De la misma manera, se optó por recuperar el piso de parquet de madera original, así como la antigua chimenea de mármol.

El ambiente refleja un espíritu sofisticado que implementa tonalidades oscuras en muros y mobiliarios en la entrada, para después lograr un contraste con tonos blancos en muros para mantener la neutralidad en mobiliario, accesorios y pisos.


La entrada al apartamento está diseñada como un gran espacio con dos salas, la primera a manera de recepción y la otra como estancia de televisión. De la misma forma, la vivienda está renovada con todas las medidas de confort actuales. Adicionalmente, como parte del programa, se incluyó un cuarto de visitas, una bodega y una lavandería.

Las recámaras principal y secundaria son considerablemente amplias y cuentan con su propio vestidor y baño privado. Es importante mencionar que cada una de las habitaciones posee un balcón con vista envidiable hacia Rue Lincoln.


Uno de los objetivos de Faivre como diseñador, y uno de sus mayores retos es nunca crear el mismo ambiente interior dos veces. Él cree fervientemente que la casa debe reflejar la individualidad de cada cliente.

Para este proyecto, se realizó una mezcla de elementos tradicionales y contemporáneos con el objetivo de sorprender al visitante, lo que resultó en la materialización de espacios en perfecta armonía, los cuales son atractivos para cualquier persona que esté en busca de una experiencia exclusiva de habitar.