Armani dejará de usar pieles de animales en sus colecciones

La casa de modas italianas anunció que dejará de usar pieles animales a partir de la próxima temporada al considerar como "inútiles" las prácticas de crueldad animal. 
A partir de la próxima colección de otoño, Armani dejará de utilizar pieles de animales en sus prendas.
A partir de la próxima colección de otoño, Armani dejará de utilizar pieles de animales en sus prendas. (Reuters)

La casa de moda italiana Armani anunció su decisión de no emplear pieles animales en todos sus productos a partir de la próxima temporada de otoño invierno 2016/2017.

"Tengo el placer de anunciar que el grupo Armani ha firmado un acuerdo para abolir el uso de pieles animales en sus colecciones", señaló el diseñador, Giorgio Armani, en un comunicado.

En este sentido consideró que "el progreso tecnológico alcanzado en estos años permite contar con alternativas válidas que convierten en inútil el recurso a prácticas crueles con los animales".

"Continuando con este proceso emprendido desde hace tiempo, mi empresa cumple por lo tanto hoy un paso importante en relación con su particular atención hacia la delicada problemática sobre el cuidado y el respeto del medio ambiente y del mundo animal", señaló.

La decisión de no emplear pieles en sus prendas y productos ha sido plasmada en un acuerdo alcanzado con la "Fur Free Alliance", una coalición de 40 organizaciones animalistas de todo el planeta comprometidas en la abolición de la piel en la industria textil.

Armani sigue los pasos de otras firmas de reconocido prestigio que han dejado de lado el empleo de pieles animales como Hugo Boss, Tommy Hilfiger, Calvin Klein o Stella McCartney.

El presidente de "Fur Free Alliance", Joh Vinding, celebró este hecho y en una nota declaró que el anuncio de Armani evidencia que "los diseñadores y los consumidores pueden gozar de libertad creativa y lujo sin recurrir a la crueldad animal".

"Armani ha sido un pionero en la moda mundial durante décadas y este último anuncio es una prueba de que la compasión y la innovación son el futuro de la moda", subrayó Vinding.