Apple Watch, sus primeras horas en México

Jorge Esparza, un contador que trabaja por la zona de Polanco, se convirtió en el primer comprador del reloj de Apple. 

México, DF

Apenas habían pasado tres minutos desde que la iShop de Plaza Carso había abierto sus puertas y Jorge Esparza, un contador de 40 años se convertía en el primer comprador latinoamericano del Apple Watch que a partir de hoy se encuentra a la venta en México.

Con un rango de precios que van desde los 6,799 pesos y hasta los 313 mil pesos para la versión de oro sólido de 18 quilates, el Apple Watch promete alejarnos un poco de la dependencia del teléfono: dejar de ver la pantalla del Smartphone sólo para cambiarla por la del reloj.

Jorge, quien empezó a ahorrar para comprar el reloj desde su anuncio en octubre, está convencido que el reloj es totalmente funcional, pues es un complemento y una herramienta de todo el ecosistema de Apple.

Llegar a las ocho de la mañana  le aseguró ser el primero en la fila. Con brazos arriba en señal de victoria, Jorge entró a la tienda en punto de las 10 de la mañana, mientras el staff de la tienda  lo recibía con una oleada de aplausos.

No tuvo que pensarlo. Se dirigió a la caja y pidió la versión sport en color negro de 42 milímetros.


Sin embargo, para aquellos que aún no saben qué modelo elegir, el servicio de atención que ofrece iShop es totalmente personalizado.

Puedes agendar una cita o llegar directamente a la tienda. Una vez ahí, los expertos te darán una explicación de los componentes de cada reloj y te ayudarán a escoger el que mejor va contigo, basados en el uso que le vas a dar e incluso tu estilo, pues puedes escoger entre diferentes tipos de correa (fluoroelastómero, material parecido al silicón, eslabones de acero, malla milanesa o piel).

Lo siguiente es probárselo. Nosotros comprobamos que el reloj, con correas de fluoroelastómero, -material utilizado en los paracaídas del Mars Rover- resulta ligero y cómodo, pues el de 38 mm no es estorboso y gracias a su diseño, pasa como un reloj más.

Jorge se saltó todos los pasos. Él de la caja pasó a la configuración, el último paso para disfrutar del gadget. Uno de los especialistas le ayudó a sincronizar su iPhone con el reloj (cabe mencionar que el Apple Watch sólo es compatible con modelos posteriores al iPhone 5 y con sistema operativo 8.2).


Después de poco más de 5 minutos, Jorge ya podía tomar fotografías con tan sólo tocar la pantalla de su reloj, configuró su cuenta de correo electrónico y escogió, de las diferentes carátulas que tiene el reloj, la que más le gustaba.

“Yo quería el que está un poquito arriba, pero me conformo con este.” Comentó mientras salía de la tienda con su nuevo reloj en mano.


Así como él, más de 50 personas hicieron fila en una de las primeras tiendas en Latinoamérica en tener a la venta el reloj, para tener en sus manos el más reciente producto de Apple antes del medio día.

Es importante mencionar que si estás planeando comprar la versión de lujo, sólo podrás encontrarla en la tienda de Plaza Carso, en el que, según Mauricio Valdés Gerente de Marketing de iShop, sólo hay 20 piezas para venta.