Amor perruno: Can se sacrifica para salvar a sus dueños del ataque de un oso

Aunque lo adoptaron apenas hace año y medio, Pete defendió a sus dueños ante el ataque de un oso negro en Nueva Jersey; el heorico acto le costó la vida. 
Perrito se sacrifica para salvar a su humano del ataque de un oso.
Perrito se sacrifica para salvar a su humano del ataque de un oso. (Especial)

Ciudad de México

Pete, un setter inglés de 14 años, demostró el amor que sentía por sus dueños al salvarlos del feroz ataque de un oso, aunque ello implicó su muerte. 

El incidente ocurrió cuando el heorico perro paseaba junto a sus propietarios, Stephen y Cathi Parisi, que también iban acompañados de otros canes, en Monkville, Nueva Jersey. De pronto, se encontraron con un oso negro que de inmediato se abalanzó sobre ellos.

Mientras el resto de los perros salieron corriendo para escapar del oso, Pete se quedó para proteger a Stephen y Cathi —quienes lo habían adoptado apenas hace año y medio—. El valiente acto le valió ser gravemente herido.  

TE RECOMENDAMOS: Casi la mitad de los mexicanos ha sufrido por amor

Luego de ahuyentar al oso, Stephen envolvió al perrito en una chaqueta y lo llevó al hospital de animales de Oradell, donde le informaron que, de sobrevivir a las cirugías, el animal no podría volver a caminar, por lo que decidieron sacrificarlo.

La historia de Pete se ha hecho viral en redes sociales, luego de que Stephen y Cathi dieran a conocer lo sucedido en Instagram.

Aquí te dejamos la imagen y el texto que compartió la pareja, sobre el fallecido Pete: 


Hoy perdimos a nuestro valiente, viejo Pete. Los perros se sorprendieron al ver un oso negro justo mientras estábamos caminando esta mañana. No debió habernos oído u olido con la lluvia torrencial. Se sintió amenazado y se dio la vuelta. Pete se levantó y mantuvo al oso hasta que pude llevar a los otros perros a un lugar seguro.

Una vez que estuve seguro de que estaban a salvo, volví y asusté al oso, pero Pete resultó gravemente herido. Pude llevarlo de regreso al camino principal y, gracias a Cathi y Kate, pudimos llevarlo en un automóvil al hospital con bastante rapidez. Se mantuvo como un verdadero soldado todo el tiempo, y nunca estuvo solo en su dolor.

Los rayos X revelaron un daño en la columna vertebral bastante malo que significaría que nunca podría volver a caminar, si es que sobrevivía a todas las cirugías (no es muy probable a su edad). Decidimos que era mejor dejarlo ir esta tarde.

Corre libre, Pete, ya no tienes todos esos dolores y molestias de la vejez. Tuviste unos 18 meses increíbles con nosotros corriendo los días como amabas. Encienda una vela para Pete y recuerda que criar y rescatar a un perro a veces puede salvarlo. Los perros mayores tienen mucho para dar. Te amo Pete. Sálvame un poco de queso para cuando nos volvamos a ver."




ehh