Los accesorios perfectos para el otoño e invierno

Los pañuelos de seda, sombreros y guantes finos se verán en esta temporada para cubrirse del frío.
Los accesorios como sombreros son ideales para otoño e invierno.
Los accesorios como sombreros son ideales para otoño e invierno. (Shutterstock)

Berlín

Sombreros grandes, cadenas pesadas o guantes finos: los accesorios en el otoño y el invierno de este año son todo menos discretos. Cada pieza individual atrae las miradas.

En la temporada que se avecina, la mujer tendrá que decidir si quiere comprar algunas piezas individuales o un solo accesorio extravagante. "Existe el riesgo de que el look adquiera un aspecto recargado", dice la asesora de moda alemana Anika Götze.

Uno de los accesorios imprescindibles en el otoño y el invierno son los pañuelos de seda, dice la personal shopper Simone Piskol. Anudados como un triángulo, esos pañuelos sustituyen la bufanda. En la época fría del año, la mujer también puede ganar prestigio con guantes largos de cuero, que se pueden llevar bajo capas y abrigos con mangas de tres cuartos, por ejemplo. La mujer que prefiere un look más elegante debe ponerse un sombrero, asegura Götze. Los sombreros que marcan la tendencia son sobre todo los modelos de fieltro con ala ancha.


Para la investigadora de tendencias Denis Med, los broches florales con piedras de cristal del tamaño de la palma de la mano van a estar de moda la próxima temporada. "Combinado con una vestimenta totalmente negra, este accesorio va a estar muy de moda y puede ser muy llamativo". También van a ser más grandes los pendientes. En vez de dos pendientes, la mujer llevará uno solo. Por ejemplo, durante la entrega de los premios de cine y televisión Golden Globe, la actriz Emma Watson ("Harry Potter") apareció con grandes perlas de resina sintética de Dior en una sola oreja. La misma asimetría se puede observar respecto a los pendientes colgantes. Entre las piezas que están de moda figuran los pendientes con flecos.

Según Med, los colgantes llamativos con piedrecitas marcan la tendencia en las cadenas. Götze ha observado que la cadena statement, que ya se podía ver la pasada temporada, es ahora aún más opulenta y se usa como sustituto del cuello en jerséis.

En las tiendas, los accesorios muchos veces tienen un look smokey. Los colores están mezclados con partículas brillosas oscuras, dice Med. Aunque los tonos metálicos ya se podían ver la pasada temporada, las partículas brillosas son ahora más grandes. El negro y el blanco son los colores que están de moda.

Muchos de los bolsos tienen ahora colores más oscuros que antes, señala el experto en moda Martin Wuttke. Sin embargo, esto no quiere decir que estos accesorios sean poco llamativos, porque los colores apagados se combinan con efectos relucientes, superficies brillosas y repujados que recuerdan a la piel de lagartos o cocodrilos. "Esto genera un toque muy glamuroso", opina Wuttke. Esta elegancia oscura se combina con formas geométricas. Los bolsos son cuadrados, por ejemplo.


Al mismo tiempo, el tema vintage sigue gozando de mucho prestigio, dice Wuttke. En estos momentos atraen las miradas bolsos de cuero con elementos punky que se ajustan a la tendencia al uso de elementos de la cultura punk de los años 70 que se observa en la ropa femenina. "Imagínese el típico bolso de Chanel con pespunte de rombos en la parte delantera pero de estética rockera", dice Wuttke al describir la tendencia en bolsos. Para lograr ese efecto se usan flecos, remaches, cremalleras y ojetes. También hay bolsas de cuero con flecos que van adquiriendo hacia abajo un tono más claro. "Es interesante observar que el cuero de imitación ya no está mal visto, sino que ha sido completamente aceptado en los bolsos de alta calidad", dice Med.


Además de los bolsos, en la próxima temporada también desempeña un papel importante el cinturón. "Ahora, sin embargo, el cinturón se coloca alrededor de la cintura para resaltarla en túnicas, vestidos y abrigos", explica Piskol. Como alternativa al cinturón de cuero se puede usar un pañuelo.

Lo que le llama la atención a Götze es que los accesorios, a diferencia de los años pasados, ya no contrastan como notas multicolores con la ropa, sino que tienen un tono similar a esta. "Si el bolso y el abrigo pertenecen a la misma familia de colores, el look es más elegante", subraya Götze.

Lo mismo vale para la ropa masculina: "Los hombres eligen determinado color o determinado estampado que se repite en todo el outfit". En el otoño y el invierno, los hombres llevarán con mayor frecuencia bufandas, que cubren hasta los hombros, combinadas con guantes en tonos similares. Además, Piskol observa que las corbatas ganan más presencia. Las nuevas corbatas son más bien estrechas, con un ancho de unos seis centímetros. También ha crecido nuevamente la demanda de pañuelos de bolsillo. "En términos generales, los hombres, al igual que las mujeres, mostrarán en el otoño y el invierno su lado elegante", resume la asesora de moda.