Hora del té en la oficina: más productividad, menos estrés

Walter Cortinez y Fernando Gaitán, fundadores de la Academia Mexicana del Té brindan un servicio que te hará olvidar por un momento del estrés laboral gracias a una taza de té. 

Ciudad de México

El tráfico te hizo llegar tarde a la junta de las 10, además hoy tienes que terminar el reporte antes de las 5 y por si fuera poco, llamaron de la escuela de tu hijo porque está enfermo. Tus niveles de estrés están casi al tope, lo que afecta tu productividad y concentración.

Para combatirlo, Fernando Gaitán y Walter Cortinez, fundadores de la Academia Mexicana de Té, primera en su tipo en México, están tratando de implementar en las oficinas mexicanas una de las costumbres asiáticas con mayor tradición: la hora del té.

“El programa no es sólo beber té, sino también cómo prepararlo y tomarse el tiempo para disfrutarlo. Está muy ligado a los buenos hábitos laborales” comentó Walter.

Para lograrlo, cada semana Fernando y Walter llevan tés que mejoran la concetración e inducen a la relajación. Además, mientras esperan a que el té se infusione, Fernando, un profesional certificado, relata historias sobre la mitología de la hoja del árbol del té o sobre la historia de la variedad que están a punto de tomar.

Durante dos meses, los socios buscarán dejar sembrado el hábito de tomar un descanso del ajetreo diario y preparar y compartir con sus compañeros de trabajo, librados de jerarquías o presiones, una taza de té.

Té ¿por qué?

Además de ayudar al clima laboral y a la productividad, el té trae beneficios a la salud como ser rico en antioxidantes, fortalecer los huesos e incluso prevenir ciertos tipos de cáncer, aseguró Fernando.

Empresas de países como China, Japón, Alemania y Suecia llevan a cabo este tipo de beneficios para con sus empleados, pues no es un gasto sino una inversión que el empresario puede hacer en la salud de sus trabajadores, comentó Walter.

“Una de las reacciones más comunes con las que nos encontramos es la sorpresa que tienen los empleados al conocer que es un servicio que pidió ya sea recursos humanos o el mismo empleado. Esto los hace sentirse más cómodos en su trabajo porque saben que se preocupan por su salud”, dijo Fernando.

Fernando y Walter se adaptan al espacio y tiempo disponible de cada oficina sin importar su giro. Quienes se dedican a las finanzas, mensajería o desarrollo de videojuegos, se benefician por igual cuando se separan 10 minutos de su lugar para disfrutar de un té caliente. 

Para más información visita la página de la Academia, que además de su servicio de té, cuentan con otros interesantes servicios.