¿Qué esperar de Windows 10?

A partir del próximo 29 de julio, usuarios de Windows 7 y 8 podrán actualizar a este nuevo sistema operativo.
Windows 10 vuelve a la vista tradicional.
Windows 10 vuelve a la vista tradicional. (DPA)

A partir del 29 de julio se podrá descargar la nueva versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 10. La empresa promete que será más rápido, más agradable y sencillo que sus antecesores, y en las primeras pruebas se demuestra como una clara mejora, aunque siempre hace falta tiempo para madurar los cambios. 

Quienes tengan Windows 7 y 8 podrán actualizar de inmediato el sistema sin costo alguno. Además de numerosos cambios ópticos, la nueva versión modifica varias cosas "que no se ven". A continuación, los cambios que verás en Windows 10.

Menú Inicio: Nueva versión, nuevo Menú de Inicio. Después de las extrañas combinaciones entre página de inicio y escritorio que ofrecía Windows 8.1, ahora todo vuelve a estar en el mismo lugar que antes. El menú muestra en la parte izquierda las principales funciones y los programas más usados. Al hacer clic en "Todas las aplicaciones" se abre una lista por orden alfabético. 

Vista general: Windows 10 tiene una tecla de tareas, un escritorio clásico en el que se pueden distribuir los íconos y archivos y deja para la historia la irritante barra de charms o lateral de Windows 8. Las informaciones importantes del sistema y las funciones más usadas se muestran en el centro de notificaciones, que se abre haciendo clic en el ícono de la barra de tareas o de forma táctil desplazando el dedo desde el borde derecho hacia el centro. También por clic o desplazando tres dedos se muestran uno al lado del otro todos los programas abiertos, lo que recuerda al funcionamiento del OS X de Mac.

Otra novedad son los escritorios virtuales. Haciendo clic en "nuevo escritorio" en la barra de tareas se pueden crear nuevos espacios de trabajo, lo que mejora la visbilidad del conjunto. Los usuarios de monitores de alta resolución podrán disfrutar de la función "Snap Assist", que permite acomodar como se desee las ventanas de los programas en la pantalla. Con unos pocos clics se puede transformar una pantalla 4K (3.840 x 2.160 píxeles) en cuatro ventanas Full HD (1.920 x 1.080 píxeles).

Cortana: Windows viene con una asistente instalada que ya se conocía de los smartphones y que se integra bien al sistema. Se le pueden dar órdenes por voz o tecleando en el recuadro de búsquedas para que registre citas, haga búsquedas en Internet, abra programas o haga cálculos. Para utilizar esta función se debe iniciar Windows 10 con una cuenta de Microsoft activa. 

Edge: Adiós Internet Explorer. En el logo del navegador de Internet no cambia casi nada, pero el funcionamiento del programa lo hace por completo. El nuevo software permite que se escriban anotaciones directamente sobre la web y compartirlas. Con Cortana activado se accede a las funciones básicas sin abandonar la página en la que se está.

Seguridad: Windows 10 permite la identificación biométrica del usuario, por ejemplo por reconocimiento del rostro. Según una prueba hecha por la revista especializada "c't" con una cámara RealSense 3D de Intel, el proceso funciona casi sin error. Microsoft promete que los datos sólo se graban en el aparato.

Configuración: Windows 10 no es un sistema plenamente acabado, como se ve al mirar en la Configuración, sino que la idea es ir desarrollándose con el tiempo. Muchas de las opciones más usadas se ven de manera más sencilla y clara aquí, otras están en el Panel de Control y otras en Dispositivos (para los aparatos conectados a la computadora). Se podrá ir descargando de manera constante todas las nuevas funciones y cambios que vayan surgiendo en el sistema.