Wikileaks condena a Google por no revelar ordenes judiciales

La organización asegura que Google no le informó sobre las órdenes judiciales en su contra que llevaron a la compañía de internet a revelar correos electrónicos de sus miembros al gobierno de ...
Google brindó información confidencial de la organización al gobierno de EU
Google brindó información confidencial de la organización al gobierno de EU (Shutterstock)

Berlín

WikiLeaks fustigó el lunes a Google por no haberle informado prontamente de la existencia de órdenes para que entregara correos electrónicos y otra información confidencial de tres empleados del grupo especializado en la filtración de secretos presentadas por las autoridades de Estados Unidos.

Las órdenes, emitidas en marzo de 2012, exigían a Google entregar al gobierno los números de teléfono, las direcciones de IP, información de tarjetas de crédito, el contenido de todos los correos electrónicos y otra información de las cuentas de Google usadas por los empleados de WikiLeaks Sarah Harrison, Kristinn Hrafnsson y Joseph Faerrell. La existencia de las órdenes judiciales, emitidas sobre la base de una investigación de espionaje, fraude y asociación ilícita, fue revelada a WikiLeaks en diciembre.

"Estamos sorprendidos y alarmados de que Google esperó más de dos años y medio para notificar a sus suscriptores de que había una orden judicial para tener acceso a sus registros", dijo el abogado de WikiLeaks, Michael Ratner, en una carta al presidente de Google, Eric Schmidt, que fue publicada en internet el lunes.

La carta añade que Twitter tomó medidas legales a fin de alertar a WikiLeaks de una orden similar en 2011.

Google declinó comentar directamente sobre el caso, pero refirió The Associated Press a una declaración emitida por la empresa el año pasado en que prometió investigar todas las órdenes judiciales para asegurar que cumplen la letra y el espíritu de la ley.

"No sabemos si Google trató de litigar o no, pero esa es una de nuestras peticiones a Google", dijo Ratner, quien trabaja en el Centro por los Derechos Constitucionales, con sede de Nueva York, durante una conferencia de prensa transmitida en línea.

En una conferencia de prensa en Ginebra, el ex juez español Baltasar Garzón, quien ahora representa al fundador de WikiLeaks Julian Assange, dijo que las órdenes parecían ser parte de una "expedición de pesca" por parte de las autoridades de Estados Unidos contra el sitio web.

WikiLeaks ha publicado repetidamente documentos delicados del gobierno estadounidense, que van desde cables diplomáticos clasificados hasta informes del campo de batalla en Irak y Afganistán.

Harrison dijo que si bien los datos entregados por Google no habrían incluido ninguna comunicación interna entre empleados de WikiLeaks, las autoridades estadounidenses habrían podido recabar información sobre su vida privada a partir de una cuenta antigua de Gmail.

WikiLeaks dijo que ha solicitado a los fiscales estadounidenses que expliquen si los tres empleados —ninguno de los cuales son estadounidenses— son testigos, sujetos u objetivos de la investigación.