Rumbo al Mundial ¡Brasil es carísimo!

Sao Paulo y Río de Janeiro son dos de las ciudades más caras de América Latina. Y en esta época mundialista los precios llegan a ser absurdos. Sigue estos tips para ahorrar en tu viaje.
Te presentamos algunos tips para que en tu visita a Río de Janeiro y que no representen un autogol para tu economía.
Te presentamos algunos tips para que en tu visita a Río de Janeiro y que no representen un autogol para tu economía. (Shutterstock)

Llegas a Río de Janeiro y la logística es sencilla: taxi del aeropuerto al hotel; alojamiento en algún hotel de Copacabana; un café para reanimarse (después de muchas horas de vuelo) y, finalmente, una comida con vino incluido. Suena perfecto, salvo por lo que puedes llegar a pagar.

Para el economista Reginaldo Nogueira, profesor del Instituto Brasileño de Mercado de Capitales, los precios exorbitantes en sectores específicos y en ciertas temporadas en el país  son atribuidos a fenómenos como la inflación del verano o del Mundial, comenta para EFE.

“Los sectores que destacan son el inmobiliario, el de artículos de lujo e importados, el hotelero y el de alimentación fuera de casa, principalmente restaurantes en ciudades con alta demanda turística”, agrega.

Así, las ciudades que serán sede en la Copa del Mundo, tal como Río de Janeiro y Sao Paulo, presentan una alza en sus precios y ni dudar que se disparen más.

Para el escritor, Dj y viajero empedernido Leonardo Tarifeño, el turista tiene mayores formas de escapar a esto en Río, donde la vida playera no exige grandes gastos. “Sao Paulo es la típica megaurbe plena en tentaciones consumistas, con lo cual el bolsillo sufre más. Al mismo tiempo, para transportarse en Sao Paulo hay que gastar más que en Rio. En cualquier caso, el turista que aterrice en Brasil en los próximos meses debe estar preparado para gastar a niveles europeos”, asegura.

Sin embargo, toda Metrópolis cuenta con sus lados B y hasta C; es decir, muchas opciones. Te presentamos algunos tips para que en tu visita a Río de Janeiro y que no representen un autogol para tu economía.

Aléjate de Copacabana. Es la zona más frecuentada por los que no conocen, demasiado turística, cara sin sentido y no particularmente bonita. El turista que se instale allí pierde su dinero. Lo más recomendable es Santa Teresa, particularmente los hoteles Santa Teresa o Castelinho 38, si lo que se pretende es una estancia semi-lujosa.

Si el plan es más económico, Glória, Botafogo y Laranjeiras están muy bien, en plena Zona Sur, muy cerca de las playas (Posto 9 de Ipanema), porque combinan el toque urbano con la sensación tropical. Y los costos son más de un 50% más barato que Copacabana. Otra opción es  compartir un piso en Santa Teresa o rentar un cuarto de una casa en Botafogo-Laranjeiras.

Di no al taxi. Típico. Primera vez en una ciudad nueva y no sabemos como llegar al hotel. La opción más fácil es el taxi, pero también la más cara. Un desplazamiento directo del Aeropuerto Santos Du Mont a Copacabana, ambos en Río de Janeiro, te puede llegar a costar hasta 50 dólares.

La opción para tomar aquí es el Shuttle que sale desde la misma terminal. Limpio y a un precio que puedes ahorrarte hasta el 50 por ciento. Ya en la ciudad, alquilar coche es una tortura ya que el tráfico es bestial. Lo mejor es moverse en transporte público (omnibus, metro), sin perder la paciencia.

Como los locales. Si no quieres pagar  los 99 reales (unos 43.5 dólares) que cobran algunos locales en la playa (Copacabana) por un omelette de camarones (casi tres veces el precio de un lujoso hotel del Centro Rockefeller en Nueva York), te recomendamos acudir a cualquier supermercado. Obtendrás el mismo producto por menos precio. Igualmente son citados por 30 reales (12.8 dólares) por una copa de vino barato, pese a que en el supermercado de al lado el kilo de café cuesta 5 reales y la botella del mismo vino 20 reales.

Si vas a Sao Paulo…  

Los hoteles más económicos son de las cadenasIbis, Formule I, Blue Tree, que tienen tarifas decentes. Si se trata de rentar un departamento: Jardins, Vila Madalena, Vila Mariana, Sumaré, Vila Olimpia, Itaim, Berrine, son zonas buenas y menos caras.

En esta ciudad, definitivamente es mejor usar taxis. Recomendamos las apps de Easy Taxi y 99 Taxi para localizar taxis cercanos por GPS, el nombre del taxista y la placa (para seguridad).

En cuanto a restaurantes, los barrios recomendables son Itaím, Vila Madalena y Vila Mariana. Ahí tienen muchos bares seguros y divertidos para turistas. São Paulo tiene la mejor pizza del mundo y muchas pizzerías tienen precios razonables. Una muy buena se llama Braz.

En cuanto al shopping, las mujeres aficionadas a los zapatos encontrarán el paraíso en Sao Paulo, ya que tiene muy buenas ofertas y precios bajos.

 

Que no te vean la cara de turista

Usa tu celular y estas apps de Google para defenderte en portugués y evitar “pato aventuras”:

- La app de Google Now, ofrece el estado de tu vuelo, ubicación de tu hotel, tráfico, hora en las ciudades de origen y destino así como lugares cercanos a ti. Todas estas herramientas te ayudarán a planear tu día y así ahorrar varios reales.

- ¿Cuál es la mejor forma de llegar a los estadios? Descubre la mejor ruta a pie, en transporte público o en taxi a través de Google Maps para identificar el tráfico, rutas, además de brindar información de restaurantes, hoteles y transportación.

Tip: Para reducir tus gastos es usar Google Maps sin la necesidad de conectarte a internet.  Solo  selecciona  el  área que deseas guardar, escribe en  el buscador de Maps “OK map”  y  selecciona “Guardar Mapa” cuando estés conectado).

- Traductor: No necesitas saber portugués para comunicarte en Brasil. Basta que digas al micrófono tu pregunta y esta aplicación la traducirá al portugués.

- Cuentas rápidas. Para convertir reales en pesos y dejar propinas sólo tienes que usar tu voz  y el buscador de Google. Sólo abre la aplicación de Google, activa el micrófono y di las operaciones matemáticas que quieras: (15% de 665) + 34 o 568 ­ (45 / 65). Tendrás la respuesta en segundos.

Convertir reales en pesos, dejar propinas. Sólo abre la aplicación, y dicta la operación al micrófono de tu smartphone. Pronto tendrás la respuesta.