Twitter investiga amenazas tras cerrar cuentas de EI

La red social bloqueó cuentas vinculadas con los yihadistas del Estado Islámico, en respuesta recibió amenazas como la fotografía de Jack Dorsey en la mira telescópica de un rifle
Jack Dorsey bajo la mira de EI
Jack Dorsey bajo la mira de EI (Especial)

Twitter informó el lunes que investiga junto a cuerpos de seguridad una serie de amenazas contra la empresa, en medio de reportes de prensa según los cuales la red social se convirtió en un objetivo luego de bloquear cuentas vinculadas a los yihadistas del Estado Islámico.

"Nuestro equipo de seguridad está investigando la veracidad de estas amenazas con las fuerzas del orden pertinentes", dijo el portavoz de Twitter sin dar más detalles.

Esto ocurre luego de informes de prensa que señalaron que Twitter había suspendido cuentas vinculadas a EI y a otros grupos relacionados, como el nigeriano Boko Haram.

Una página en el boletín en línea Pastebin, cuya fuente no pudo verificarse, mostró un fotomontaje del fundador de Twitter Jack Dorsey en medio de la mira telescópica de un rifle y un mensaje en árabe.

SITE Intelligence, un grupo estadounidense que monitoriza las amenazas yihadistas, dijo que este "post" fue realizado por Al Nusra Al Maqdisiya, un grupo de medios que simpatiza con EI.

Según una traducción del mensaje provista por SITE Inteligence, tanto Dorsey como Twitter son ahora un objetivo de los militantes islamistas por suspender algunas cuentas.

"Ustedes comenzaron esta guerra. ¡Les hemos dicho desde el principio que no es su guerra! Pero ustedes no han comprendido. Cerraron nuestras cuentas y nosotros volvimos rápidamente. Cuando nuestros leones solitarios les corten la respiración, no habrá retorno", reza el mensaje.

Como otros operadores de medios, Twitter batalla por garantizar la libertad de prensa sin convertirse en una herramienta de propaganda de grupos violentos.

Las condiciones del servicio de Twitter prohíben las amenazas directas y específicas.

Los analistas señalan que las organizaciones terroristas frecuentemente usan Twitter y otras redes sociales para reclutar militantes, recaudar fondos y comunicarse.