Tonos metálicos marcan la nueva tendencia en maquillaje

Aunque estos productos se usaban para dar un look seductor durante las salidas nocturnas, actualmente, el brillo se ha impuesto también para el maquillaje de día.
El brillo y el centelleo marcan la tendencia del maquillaje en este verano
El brillo y el centelleo marcan la tendencia del maquillaje en este verano. (DPA)

Berlín

El brillo y el centelleo marcan la tendencia del maquillaje en este verano: las propuestas de maquillaje con partículas radiantes proporcionan glamour al nuevo look cosmético. Originalmente, esos productos se desarrollaron sobre todo para dar al maquillaje un encanto seductor durante las salidas nocturnas. Actualmente, el brillo en los ojos, mejillas y labios se ha impuesto también para el maquillaje de día.

"Las partículas radiantes hacen que aparezca un bonito brillo en la tez", dice el experto en maquillaje alemán Peter Schmidinger. "Reflejan la luz, de modo tal que la piel tiene una apariencia uniforme y glamourosa". La piel adquiere de forma natural un aspecto fresco y vital. "Incluso después de un día laboral agotador o una prolongada noche de baile, la mujer puede hacer aparecer por arte de magia, en cuestión de segundos, una frescura pura en la cara. Los efectos pueden ser fantásticos, especialmente en la sombra de ojos y el colorete", dice el maquillador berlinés.


Sin embargo, la regla que no debe olvidarse en esta tendencia es "menos es más". Esta es también la opinión del experto en maquillaje Peter Arnheim: "La mujer debería utilizar estas texturas moderadamente, a no ser que quiera llamar la atención a toda costa". Esta regla vale sobre todo para los labiales de aspecto metálico muy fuertes: "Muchas veces, tales bilés dan un aspecto amarillento a los dientes y pálido a la piel", advierte Arnheim. Una bonita alternativa es un brillo casi transparente con elementos reflectantes. Además, el brillo hace aparecer más carnosos los labios.

Conviene tener un poco de cuidado con las partículas radiantes en la sombra de ojos. Si estas llegan a fijarse en las finas líneas alrededor de los ojos, las arruguitas resaltan aún más. Por esto, la visagista Michaela Ioannidou recomienda que "en esos casos se mezcle una sombra de ojos muy brillante con otro mate para conseguir un suave efecto perla".

Por otra parte, también se pueden resaltar solo algunas partes alrededor de los ojos. La sombra de ojos plateada en el extremo interior del ojo lo agranda ópticamente y genera bajo las cejas una mirada abierta y radiante", explica Peter Arnheim. "Cada vez que se usa una sombra de ojos metálico es importante aplicar rímel y 'kajal' (polvo hecho pasta) alrededor del ojo para lograr un efecto de profundidad y expresión", dice el especialista.


Los tonos metálicos los hay también en el rímel. "Un brillo dorado da un aspecto fantástico al colorete en una piel ligeramente bronceada", asegura Arnheim. "En cambio, un brillo plateado le queda bien a cualquier mujer con un tono de piel frío".

Con el brillo también se pueden resaltar con precisión algunas partes individuales de la cara, explica Michaela Ioannidou. A veces es suficiente aplicar una cantidad muy pequeña de partículas doradas en los párpados, los labios y las mejillas. Si el resto de la cara tiene una apariencia natural, casi sin maquillaje, se logra un look femenino sin ninguna exageración.


En esta tendencia es importante que la sombra de ojos y los otros productos para esta parte de la cara tengan una adhesión duradera. De lo contrario, las partículas comienzan a vivir su propia vida durante el día y se asientan en el pómulo, por ejemplo, en vez de permanecer en el párpado superior. Por esta razón conviene colocar un maquillaje base antes de aplicar la sombra de ojos.

Sin embargo, el maquillaje metálico no es apropiado para cualquier ocasión: "La mujer nunca debería aplicarse este look cuando le sacan fotos, por ejemplo durante su boda", dice Michaela Ioannidou. "Desgraciadamente, en las fotos el rímel con brillo le da a la cara un aspecto feo y aceitoso".