Al son de Cuba

La isla caribeña se prepara para crecer y mejorar su industria turística.

La histórica visita del presidente estadounidense Barack Obama a Cuba animó visiblemente al turismo. Casi al mismo tiempo de que esta ocurriera, la cadena Starwood Hotels & Resorts Worlwide anunció su desembarque, convirtiéndose en la primera empresa de hospitalidad de Estados Unidos en llegar a la isla en 60 años.

Starwood entrará a Cuba con una gran joya: el histórico Hotel Inglaterra, que desde 1875 yace en el corazón de La Habana y operará bajo la marca The Luxury Collection. Este tesoro arquitectónico alberga al conocido Gran Café El Louvre y hospedó a famosos personajes como José Martí y Anna Pavlova.

Además, el Hotel Quinta Avenida, en la zona de Miramar de la capital cubana, se une al portafolio del sello Four Points by Sheraton. Ambas propiedades serán renovadas antes de comenzar a operar este año con las nuevas marcas, pero la cadena también firmó una carta de intención para operar en el futuro otra joya colonial, el Hotel Santa Isabel, que se ubica en La Habana Vieja.

Este es sólo el comienzo de una serie de medidas que vista una mejora y un incremento en el turismo de la isla. El mismo CEO de Starwood , Thomas B. Mangas, afirmó que: “no cabe duda que toda la industria de hospitalidad en el mundo haya estado observando este país con gran interés”.

El sector estrella de la isla

Aunque se esperan más inversiones y un repunte mayor en los próximos años, el turismo se ha convertido en el sector más dinámico de la economía cubana, impulsado primordialmente por las relajaciones que en 2014 el Gobierno cubano hizo a la ley de la inversión extranjera y a las medidas anunciadas ese mismo año por Obama para aligerar las sanciones relacionadas al embargo económico que sufre el país caribeño desde hace seis décadas.

Con la ligera reducción de las restricciones a los viajes a estadounidenses, por ejemplo, muchos habitantes de ese país comenzaron a viajar a la isla y hoy ya hay vuelos directos de Miami, Florida, a la Habana. El mes pasado, además, Cuba y Estados Unidos firmaron un acuerdo que le permite a aerolíneas estadounidenses la oportunidad de operar hasta 110 vuelos diarios, lo que ya incrementará la entrada de visitantes estadounidenses al país.

En 2015, la llegada de turistas rompió récord con la visita de 3 millones 524 mil 779 personas, lo que representó un aumento anual del 17.4%, apoyado también por el aterrizaje de nuevas aerolíneas como Air China, Aerolíneas Argentinas, Copa, Interjet e Iberia.

Pero Cuba atrajo aún más la mirada de los turistas gracias a otro histórico hecho: el concierto de los Rolling Stones, el pasado 25 de marzo. Jóvenes, adultos mayores y niños de diversas partes del mundo visitaron por primera vez la isla para ser parte de la profunda huella que la banda inglesa dejó en la historia de Cuba; muchos de ellos, sin duda, regresarán después de haber probado las mieles del país.

¿Qué pueden esperar los turistas?

Para este año, el Ministerio de Turismo de Cuba proyecta recibir a 3 millones 700 mil turistas, 175,200 más que los registrados en 2015. Por ello, se tiene pensado disponer de 3,700 habitaciones más y la recuperación y mejoramiento de otras 5,600 habitaciones en zonas como La Habana, la Cayería Norte y Varadero, los lugares más demandados por los visitantes. Además, le dará seguimiento a los proyectos para mejorar en materia de alimentos y bebidas, hospitalidad, entretenimiento y tiendas.

Y Cuba tiene mucho que ofrecer: historia, cultura, bellezas naturales, arquitectura, música, gastronomía y un cálido clima durante todo el año, entre otros atractivos. Sus playas son preciosas, en especial, los turistas buscan las de Varadero y Los Cayos, donde hay resorts spas y hoteles que operan bajo la modalidad todo incluido con firmas como Royalton, Iberostar y Meliá. Estos destinos son ideales para practicar deportes náuticos y fundirse con las tonalidades azules de las aguas de su mar.

Para quien además busca sitios históricos, visitar Trinidad o Cienfuegos pueden ser una opción. Trinidad, considerada Patrimonio Mundial de la Humanidad y fundada en 1514, alberga museos para aprender sobre la historia y la cultura cubanas. Mientras que en Cienfuegos se encuentran atractivos como su encantador centro histórico, también Patrimonio de la Humanidad; museos, un jardín botánico y unas hermosas cascadas, entre otros. En ambos destinos hay casas de hospedaje y hoteles.

Santiago de Cuba es ideal para los amantes de la música. De hecho, es reconocida como la ciudad cubana más caribeña y ahí se encuentra el cabaret Tropicana Santiago y la Casa de la Trova, además de otros atractivos históricos.

El principal polo turístico

La Habana sigue siendo hoy el lugar más atractivo de Cuba en términos de gastronomía, arquitectura, historia y cultura. Y La Habana Vieja es, por supuesto, un lugar obligatorio que ofrece una intensa vida bohemia, bares, cafés, restaurantes, salones de baile. La arquitectura de esta parte de la ciudad, además, constituye un conjunto de joyas que susurran al visitante su historia. Hay que caminar bastante para conocer sus museos, galerías de arte, iglesias, restaurantes, librerías, tiendas y algunos sitios emblemáticos como la Bodeguita de en medio, la Floridita (conocido por preparar el mejor daikiri de la capital), el museo de la Revolución, las fortalezas, el malecón, el Capitolio y el Gran Teatro.

Además, en la capital cubana, no hay que olvidar hacer una larga fila para probar un famoso helado Coppelia, visitar la Plaza de la Revolución, el hotel Nacional, bailar en el Tropicana y probar algunos de los restaurantes que están en la zona de Vedado.

En toda la isla hay presupuestos hay para todos los rangos. Gracias a las medidas aplicadas por el Gobierno cubano, hoy existen casas de cubanos certificadas que están adaptadas para recibir a turistas por precios diarios que van a partir de los 10 pesos cubanos convertibles (CUC), la moneda oficial con la que los turistas pueden pagar en el país y que es equivalente a unos 19 pesos mexicanos.

Una noche en hoteles icónicos de La Habana, como el Nacional, el Santa Isabel o el Hotel Inglaterra, por ejemplo, puede costar 250 CUC o más. En la playa, un paquete en un resort todo incluido puede costar un promedio de 120 CUC por persona.

El movimiento gastronómico

Desde que el gobierno liberó la operación de los llamados paladares (restaurantes dirigidos por cubanos en casas privadas), la gastronomía se ha profesionalizado. En un paladar se puede encontrar desde la tradicional cocina de Cuba hasta propuestas locales con elementos de otras gastronomías, como la española o la francesa.  

Paladares como La Guarida, La Cocina de Lilliam, el de San Cristóbal (en el que cenó Obama con su familia), La Moneda Cubana y Doña Eutimia ya son una referencia. Los precios por comida oscilan entre un promedio de 12 y 40 CUC.

Tips para viajar a Cuba:

Evita llevar dólares estadounidenses, moneda por la que hay que pagar un impuesto del 10% a la hora de cambiarla. Es mejor llevar euros o comprar directamente CUC con pesos mexicanos; en el aeropuerto de la Ciudad de México hay casas de cambio que lo hacen.

Prepárate antes de salir porque el internet es escaso y suele ser caro, algunas veces sólo lo encuentras en los hoteles por un precio promedio de 10 CUC por hora.

Si quieres viajar barato, aprovecha los carros no oficiales que pertenecen a cubanos que no son taxistas, los encuentras por muchas partes de la ciudad y si van para tu rumbo, sólo tienes que pagar un CUC.