Recorre el estado más pequeño de México

Tlaxcala tiene una gran riqueza cultural como lo demuestran sus haciendas, ganaderías, arquitectura, zonas pulqueras, sitios arqueológicos, bellezas naturales y gastronomía.
Tlaxcala fue fundada en 1522, el estado posee una buena muestra de la arquitectura colonial religiosa y barroca.
Tlaxcala fue fundada en 1522, el estado posee una buena muestra de la arquitectura colonial religiosa y barroca. (Foto: Shutterstock)

Fundado en 1522, el estado posee una buena muestra de la arquitectura colonial religiosa y barroca. Ahí fue construido uno de los cuatro primeros conventos de América, la actual catedral de nuestra señora de la Asunción, en cuya capilla yace la primera pila bautismal de todo el continente americano.

Su plaza de toros, del siglo XVIII, es la más antigua del país y goza de una belleza arquitectónica que se puede apreciar desde afuera, en un nivel más alto, donde está la torre del campanario del ex convento franciscano.

En parte del territorio tlaxcalteca también se ubica el Parque Nacional la Malinche, con un área protegida de 45,711 hectáreas y donde abundan coníferas y más de 100 especies animales.

La ruta de las Haciendas

Para entender un poco más de este estado, el más pequeño en extensión territorial de México, vale la pena iniciar un recorrido visitando alguna de sus haciendas, imaginar cómo era la vida en estos lugares cuando tuvieron su máximo esplendor o ver con los propios ojos una antigua tienda de raya.

En Tlaxcala hay 140 haciendas registradas en diferentes estados de conservación, que datan de los siglos XVI, XVII y XVIII. Si bien no se puede acceder a todas, hay algunas que reciben a visitantes como parte de una serie de recorridos planeados.

Estos tours permiten adentrarse, literalmente, a estos lugares con mucha historia. “Las Haciendas son el comparativo de los castillos en Europa”, explica Herika Carrasco, gerente de México Viejo, una empresa que realiza este tipo de viajes.

El visitante es recibido por alguien que narra la historia de la hacienda y ofrece una comida tradicional que contempla platos como mixiote de carnero, mole, sopa de arvejón y pechuga bañada en salsa de pulque.

Entre las haciendas que se pueden visitar está la de Tenexac, del siglo XVIII, y situada sobre llanos donde abundan los magueyes y hermosos paisajes. Tenexac se dedica a la cría de toros de lidia y también opera como hotel.

La hacienda Soltepec, que también funciona como hotel, se localiza en medio de un paraje campirano alejado de cualquier bullicio. Las habitaciones de este bellísimo tesoro, que data del siglo XVII, son ambientados para que el visitante intente recrear el pasado del lugar.

Entre zonas pulqueras y ganaderas

También se hacen tours por haciendas pulqueras, como la de Xochuca, en donde se recorren las magueyeras mientras se aprende sobre las maravillas de esta planta, como algunas medicinales y otras para regenerar la tierra.

Un experto explica la elaboración del pulque y su historia. Se conocen los tipos de maguey que hay en la zona y los procesos para extraer el mixiote y el aguamiel. Se realiza un recorrido por la hacienda y, por supuesto, se prueba el llamado néctar de los dioses.

Xochuca, del siglo XVI, es la única hacienda en Tlaxcala que abre sus puertas a los turistas, bajo previa reservación.

El recorrido ganadero está diseñado para conocer una de las actividades más importantes del estado: la crianza de toros de lidia. Para aprender sobre este tema se visitan ganaderías y haciendas donde el mismo ganadero recibe a los invitados para hablarles sobre la crianza, el tipo de sangre de los toros y la historia del lugar. Los turistas tienen la oportunidad de ver a estos ejemplares en su hábitat natural, en enormes campos con increíbles paisajes.

También hay tientas de vacas y un curso para aficionados que se hace en conjunto con la escuela del torero tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata”, en el que se aprende la técnica del toreo. El tour también incluye una comida local, tal y como hacen los ganaderos cuando hacen tientas.

Un paseo arquitectónico

Como parte de los recorridos arquitectónicos, se hace una visita al centro histórico de Tlaxcala, un pintoresco lugar en donde están la Catedral y el Palacio de gobierno, dentro del cual están los famosos murales hechos por el artista Desiderio Hernández Xochitiotzin, quien plasmó la historia del estado.

En el centro, considerado como Zona de monumentos históricos, se encuentran edificios como el teatro Xicohténcatl, de estilo neoclásico y finalizado en 1945. La zona es ideal para pasar una tarde entre sus restaurantes, bares y cafeterías, o pasear por alguno de sus plazas públicas.

Además de los conventos, parroquias, santuarios y capillas, un imprescindible es la basílica de Ocotlán, una de las edificaciones de estilo barroco más importantes de la entidad. Como parte de este tour, también se visita un taller de cerveza artesanal en el que se conoce su elaboración y se hace una degustación.

Arqueología tlaxcalteca

Una de las zonas arqueológicas obligadas es Cacaxtla, uno de los principales corazones culturales prehispánicos de la entidad. Este sitio, que fue poblado por posibles descendientes de los olmecas o mayas, tiene unos de los murales mejor conservados de Mesoamérica. Enellos se aprecian simbologías del altiplano con influencias mayas y figuras también de esta misma civilización. El más famoso es el Mural de la Batalla, que representa un combate entre guerreros jaguar y ave.

También se puede visitar Xochitécatl, conformada por un conjunto de monumentos que constituye uno de los asentamientos más antiguos del valle de Tlaxcala y Puebla. Entre sus principales monumentos están la pirámide de las Flores, la de la Serpiente, la de la Espiral y el Basamento de los Volcanes.

Dónde Comer

Evoka: Este restaurante del chef Paco Molina se especializa en la cocina del Valle de Tlaxcala. Detrás de este proyecto hay una amplia investigación sobre los orígenes de la gastronomía tlaxcalteca, que son llevados a la mesa del comensal con una maestría sin igual.

Calle 2 de abril #1022, esquina 20 de Noviembre. Col. Centro, Apizaco, Tlaxcala.

Vinos y Piedra: Una propuesta que mezcla ingredientes mexicanos y mediterráneos para conformar platos para una comida completa o para tapear. Tiene una cava de vino con más de 40 etiquetas internacionales y fabrica sus propios cerveza artesanal y mezcal.

Plaza de la Constitución #19, locales 3 y 4. Col. Centro Tlaxcala, Tlaxcala.

Mesón Taurino: Un clásico que ofrece cocina tradicional como mixiotes, antojitos y moles, además de carnes y otros platos.

Avenida Independencia #12. Col. Centro.

Tips:

  • Lleva calzado cómodo para caminar, protector solar y un sombrero para protegerte del sol.
  • Por las tardes, el clima de algunas zonas de Tlaxcala es frío, lleva algo para abrigarte.
  • Si no vas en grupo, te puedes integrar a un grupo mayor.

Viaja con los expertos

Los tours son planeados desde cualquier punto del país y pueden hacerse a la medida del cliente, así que puedes tomar el tour de un día o quedarte el fin de semana.

Si te quedas más días, las agencias te pueden ofrecer alojamiento.

Puedes llegar a Tlaxcala bajo tus propios o medios o pedir transporte a la agencia.

Las dos agencias que realizan estos recorridos son:

México Viejo:http://www.mexicoviejo.mx/index.php Teléfono: 246 46 685 83

Olé Tours: http://www.oletours.mx