Israel tendrá taxis de los Supersónicos

Una compañía vinculada a la NASA diseña una red de cápsulas colgantes de alta velocidad para esquivar el tráfico en Tel Aviv en 2015.

Israel

Tel Aviv, la segunda mayor ciudad de Israel con una población de más de 400 mil habitantes, podría convertirse en la primera ciudad del mundo con taxis voladores, unos vehículos ligeros de dos asientos capaces de alcanzar un máximo de 241 kilómetros por hora, aunque en la práctica viajarán a una velocidad menor, según el servicio informativo Israelenlinea.com.

Estos innovadores vehículos públicos funcionan mediante levitación magnética, un sistema mediante el cual un objeto es mantenido en suspensión y movimiento por la acción de un campo magnético. Se desplazarán pendiendo de un monorraíl instalado a unos seis metros por encima del nivel de las calles, y los ha desarrollado una compañía estadounidense vinculada a la NASA junto con una empresa de alta tecnología israelí.

Este sistema denominado SkyTran "puede funcionar en cualquier ciudad de la Tierra, desde Buenos Aires hasta Bombay, aunque su primera red a nivel mundial está previsto que opere en Israel y que comience a construirse en el primer trimestre de 2015", adelanta Jerry Sanders, director ejecutivo de SkyTran.

SkyTran (www.skytran.us), con sede en el Parque de Investigación de la NASA, cerca de Mountain View, California, e Israel Aerospace Industries, IAI, acordaron construir un Sistema de Demostración de la Tecnología SkyTran (TDS) en los terrenos del campus corporativo de IAI, informa Roger Margulies, portavoz de SkyTran.

Según Margulies,  SkyTran forma parte del denominado  “NASA Space Act Agreements”, un convenio que permite a las empresas firmantes acceder a una gran variedad de tecnologías, capacidades, experiencia, información y recursos de la agencia espacial estadounidense y combinarlos con sus propios avances en investigación y desarrollo.

“A nadie le gusta el tráfico. Es la actividad más generadora de estrés, frustración y agotamiento de la vida del trabajador. El tráfico en las ciudades siempre va a ir a peor, no mejorará, y la única solución factible es circular por encima de los vehículos por las calles urbanas", dice Sanders.

El proyecto inicial del SkyTran israelí prevé que estos vehículos se alimentarán de electricidad convencional, pero más delante el monorraíl estará equipado con paneles solares, lo que convertirá los taxis-cápsula en un transporte público más ecológico, según aseguran los diseñadores.

Las paradas consistirán solo en unas escaleras y una plataforma, y cualquier punto dentro de la zona de cobertura no supere los 400 metros, y el taxi-cápsula que se aproxime a una estación y quiera detenerse allí, pasará al andén secundario para no frenar a los demás vehículos en circulación.

Está previsto que los pasajeros puedan llamar a las también denominadas “cápsulas voladoras” por medio de un sitio web o de una aplicación móvil,  que puedan pagar sus traslados con tarjetas electrónicas  y que el primer monorraíl que se construya en Tel Aviv tenga 6.5 kilómetros de largo, según adelantan los ingenieros de la empresa.

Otras redes, que se hallan en una planificación avanzada, se construirán en Toulouse, Francia; Kerala, India; y el Área de la Bahía de San Francisco, California, según SkyTran.