9 lecciones de la Feria de León

Aquí te presentamos las razones para acudir el próximo año y algunos consejos para sobrevivir a la Feria de  León que terminó el pasado 8 de febrero.

México

1. Lleva zapatos cómodos:

El complejo de la Feria de León es uno de los más grandes del país con 42 mil m2, y recibe a casi 6 millones de visitantes durante las tres semanas que dura la fiesta, así que lo mejor es llevar unos unos zapatos y ropa cómoda.

2. Afloja la cartera

León es famoso por sus productos de piel, así que es el mejor pretexto para comprar esos zapatos, cinturones, carteras, bolsas de todo tipo y para todos los gustos.

3.  Saca al niño que llevas dentro

Este año estuvo el Disney Magic Fest y el concierto Violetta así como la búsqueda del tesoro de Jake. Pero bueno, si no eres tan fan de Disney, aprovecha el Pabellón Lego y saca el arquitecto que llevas dentro.

4. Disfruta la exposición ganadera

No tienes que ser un experto en animales para apreciar esta parte de la Feria. Desde borreguitos que cuando los acaricias tus manos se hunden en su pelaje, caballos que con sus grandes ojos te enamoran y lo único que quieres es abrazarlo, hasta ese rumiante precioso que hace “muuuu”.

5. No es apta para cardíacos

Si eres de esos intrépidos que disfruta de sentir el estómago en la garganta, termianr mareado de tantas vueltas mientras el viento te sopla en la cara, disfruta 88 metros de caída libre y pura diversión con la nueva Mega King Tower traída desde Alemania. Si lo que te gusta es la velocidad, el Spider es la opción.

6. Canta hasta perder la voz.

Gloria Trevi, Vicente Fernández o María José, el que sea tu artista favorito no puedes dejar de verlo en vivo.

7. Olvídate de la dieta

La zona gourmet de la Feria cuenta con un sin fin de opciones, como las famosas tortas de las Salchichonería Alemana, y las Gorditas Tarascas son de las preferidas por los leoneses.


8. Toma con moderación

Recuerda que es una feria familiar, así que no se te ocurra salir con bebidas alcohólicas fuera de las terrazas o bares porque puedes terminar preso en los separos de la Feria y no será nada entretenido.

9. Evita los taxis

En general los taxis en León son muy costosos, pero los del sitio de la Feria lo son aún más. Así que intenta caminar unas cuantas cuadras y ahí tomar el transporte. Además, algunas rutas de camión se modifican para llevarte a distintos puntos de la ciudad y su punto de llegada y partida siempre es frente a la entrada principal del complejo de la Feria.