¡Viva Sonora… y sus atractivos turísticos!

Hermosillo, Puerto Peñasco, Guaymas y Magdalena de Kino, son una pequeña muestra de la gran riqueza sonorense.
Bahía de San Carlos
Bahía de San Carlos (Foto: Shutterstock)

México

Sierras, valles, playas y desierto brindan al visitante de Sonora la posibilidad de disfrutar de uno de los estados con mayor riqueza natural del país; además, su moderna infraestructura, recintos culturales, viñedos, hoteles y restaurantes complementan una experiencia enriquecedora.

Hermosillo, corazón de Sonora

De vocación industrial, famosa por sus cortes de carne –hay decenas de establecimientos, en donde se preparan para llevar en el avión-, Hermosillo posee múltiples recintos culturales, parques y atractivos naturales, por lo que ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, el cual se puede apreciar desde el Cerro de la Campana, ubicado en el centro de la ciudad.

En la ladera oriente de este cerro se encuentra uno de los principales puntos de interés de la ciudad: el edificio de la Penitenciaría, actual sede del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) del estado y también del Museo de Sonora. Tiene18 salas de exposiciones permanentes -sobre la historia de la entidad y de México-, además de cuatro salas de exhibiciones temporales y un local comercial.

A unas cuantas calles se localiza la Plaza Zaragoza, el principal punto de reunión de los habitantes, ya que es el centro de verbenas populares. Está rodeada por la Catedral y los palacios de gobierno municipal y estatal; también tiene un antiguo kiosko de estilo morisco, que se dice fue traído desde Florencia (Italia).
De un blanco inmaculado, la Catedral de la Asunción de dos torres fue construida entre 1877 y 1908; en el palacio de gobierno estatal es posible apreciar los murales de Héctor Martínez Arteche (en la planta baja), así como de Enrique Estrada y Teresa Morán (en la planta alta). Narran pasajes históricos de Sonora y leyendas de los antiguos habitantes de la región.

A dos calles está el Museo y Biblioteca UNISON (Universidad de Sonora) y muy cerca está la Casa de Cultura, que se dedica a promover, rescatar y preservar las manifestaciones culturales de los sonorenses.

Además, Hermosillo cuenta con más de 270 kilómetros de litoral, entre cuyos destinos destaca Bahía de Kino. Por su cercanía -a poco más de cien kilómetros del centro urbano-, bellas playas y tranquilas aguas es muy visitado por los lugareños; también se puede recorrer el Museo de los Seris, ancestral tribu que habita en la Isla Tiburón, separada del continente por un estrecho canal de sólo tres kilómetros de ancho llamado Estrecho del Infiernillo. Para llegar aquí, es necesario dirigirse a Bahía Kino y frente a Punta Chueca se levanta Isla Tiburón, la de mayor superficie de México con 2, 508 Km². Alberga especies de gran importancia, lo cual la convierte en un importante destino ecoturístico.

Puerto Peñasco, lujo al natural
Localizado al norte del estado, muy cerca de Baja California y Arizona (Estados Unidos), Puerto Peñasco (o Rocky Point, como le llaman los estadounidenses) es centro turístico más internacional de Sonora, con magníficos servicios y extensas playas.
Gracias a su privilegiada posición geográfica, frente al mar de Cortés, el oleaje no es fuerte y sus aguas no son muy frías. Además, se puede disfrutar de playas de blanca arena y deportes acuáticos.

Se dice que los mejores campos de golf de Sonora se encuentran aquí, pues el Península Golf Club, propiedad de Mayan Resorts, fue diseñado Jack Nicklaus y su hijo Jack Nicklaus II. Prácticamente todos los hoyos tienen vista al mar de Cortés. El campo es un par 72. A su vez, el campo Links en Las Palomas Resort, que ofrece dunas enormes y una vista privilegiada al mar de Cortés, fue trazado por Forrest Richardson y Arthur Jack Sinder. El campo comienza sobre las dunas naturales y baja hacia la ciudad de Puerto Peñasco en un recorrido de lomas y lagunas.

De Puerto Peñasco se accede a las Islas San Jorge, área de Reserva Federal desde 1978 debido a su importancia biológica, ya que es hogar de aves migratorias -la golondrina marina real y elegante, el pájaro del trópico y el pájaro bobo, entre otros- y hábitat del murciélago pescador. Sus aguas conservan a lobos marinos, la primera en importancia nacional, así como de a la "vaquita marina", especie en peligro de extinción que habita sólo en el Alto Golfo de California.

De Puerto Peñasco se realizan excursiones hacia El Pinacate y Gran Desierto de Altar, una de las regiones prioritarias de México debido a que se encuentra inmerso dentro del Desierto Sonorense.

Guaymas, heroica y emblemática

Se ubica a 117 kilómetros al sur de la capital del estado. Abundan hermosas playas, hoteles y restaurantes con servicios de primer nivel, que en conjunto hacen de Guaymas uno de los principales destinos turísticos de Sonora.

La ciudad de Guaymas está llena de historia: fue precursora de grandes proyectos en instalaciones portuarias, impulsora del turismo, la industria náutica y comercial. Entre los sitios más representativos están la iglesia de San Fernando que tiene una interesante arquitectura de tipo neoclásico; la Plaza 13 de Julio, gesta heroica de los pobladores que al mando del general José María Yánez -en 1854- sostuvieron contra la invasión Francesa; el banco de Sonora construido en el estilo neoclásico; el Ayuntamiento de Guaymas de1899; la estructura del pescador, símbolo de la ciudad, la plaza de los Tres Presidentes.

Las playas en Bahía de San Carlos son un paraíso abundante de hoteles de gran turismo y restaurantes, así como de una marina y punto cruceros.
En esta región se puede practicar ecoturismo, turismo náutico y cinegético, así como pesca deportiva, buceo, kayak, kiteboard en sus playas o snorkel en sus cálidas aguas.

Magdalena de Kino, historia y tradición

Localizado en la parte norte del estado, a 80 kilómetros de la frontera, otrora Santa María Magdalena de Buquivaba y desde 1966 Magdalena de Kino, en honor al padre Eusebio Francisco Kino, quien fundó las primeras misiones en el lugar y catequizó a los indígenas de la región.
Posee una zona turística vibrante, donde la tradicional artesanía mexicana y otros productos están a la venta en una zona comercial cerca de la Plaza Monumental, en donde se puede observar una estatua en honor a Luis Donaldo Colosio Murrieta, originario de este lugar.

También se recomienda visitar el Templo de Santa María de Magdalena ubicado en la plaza principal de la ciudad, a un lado de la iglesia es un santuario a San Francisco Javier, y es el punto focal del festival anual para celebrar el santo. El cerro de la virgen es otro de los puntos a recorrer, la virgen fue pintada por un artista local.

Uno de los lugares favoritos para los visitantes es el Mausoleo del Padre Kino, al igual que el Mausoleo de Luis Donaldo Colosio que encierra la historia de su carrera, así como el cariño que le tenía a su tierra, sin duda un icono de la región.