San Francisco: lugares para el desayuno y la cena

 Con sus múltiples atractivos turísticos, esta ciudad también tiene una oferta gastronómica para todos los gustos.
Oferta gastronómica en San Francisco
Oferta gastronómica en San Francisco (Shutterstock)

México

Con tantas cosas por hacer en San Francisco, lo difícil es saber por dónde empezar. La lista es infinita: los imprescindibles son un tour a la isla que albergó la prisión de Alcatraz, así como pasar un día completo en el Golden Gate Park para descubrir sus jardines botánicos y todos sus rincones, y ni hablar de caminar las famosas calles de Haight-Ashbury (icónico para los hippies de los años 60), o tomarse fotos en la curveada y colorida calle Lombard. Tampoco puede faltar cruzar a pie o en bicicleta el puente Golden Gate para luego visitar el pintoresco pueblo de Sausalito, o bien, ir a las tiendas de souvenirs y restaurantes de Fisherman’s Wharf, recorrer el barrio chino, o tomar un tour a los viñedos de Napa Valley.

Por eso es recomendable empezar el día con un buen desayuno. Por la mañana, los huéspedes del hotel Prescott, inscritos al programa Kimpton Karma Rewards reciben un desayuno muy completo que incluye té, café, bizcochos, carnes frías, bagels, waffles, jugos y frutas. El ambiente del Club Level, donde se sirve el desayuno, es elegante y acogedor, lleno de sillones, lámparas de pie, mesitas y sillas donde todos pueden sentirse en casa y con cierta privacidad.  

En realidad, los huéspedes de este hotel se sentirán de regreso en esta ciudad los años 40 con su decoración que mantiene la atmósfera de un viejo hotel familiar. A solo una cuadra de Union Square, su ubicación es inigualable y desde aquí es muy fácil caminar o tomar el transporte público.

Para el resto de los huéspedes, el hotel siempre tiene té y café en el lobby por las mañanas y a partir de las 5 p.m., también ofrecen vino de cortesía y que sirve de pretexto para socializar con otros huéspedes en un ambiente muy casual. Los que gusten también pueden pedir prestada una bicicleta sin costo.

A cualquier hora

Cualquier momento del día es ideal para entrar a una tienda Ghirardelli y pedir un helado de chocolate en cono bañado de chocolate también. Esto servirá como una maravillosa recarga de energía. Otro lugar famoso para el almuerzo es la panadería francesa Boudin, famosa por su crema de almejas (clam chowder) servida en un pan campesino. El restaurante más famoso está en el turístico sitio de Fisherman’s Wharf pero hay otras sucursales en la ciudad e incluso en la terminal 3 del aeropuerto.

Otra buena sugerencia es los sandwich de costillas de puerco o de pavo bañados en salsa de barbeccue de Tommy’s Joynt acompañados de una inmensa variedad de cervezas. Abierto desde las 10 a.m. hasta las 2 a.m., este lugar es económico, informal, y se adapta para almorzar o incluso, empezar la fiesta o buscar un buen bocado después de la fiesta.

Por la noche

Después de las 7 p.m. es hora de dejar el atuendo de turista y arreglarse para disfrutar la vida nocturna de San Francisco. Dirty Habit es el lugar ideal para cualquier antojo: tragos de cóctel, una cena ligera o una cena formal. La lista de cócteles es tan original como los platillos que se piden para compartir. Uno o dos entradas bastarán para acompañar un buen trago mientras que quienes deseen una cena formal, pueden pedir unos cinco platillos distintos que recorren todo tipo de ingredientes (pato, salmón, pulpo, pollo o cordero) y opciones que van desde unas aceitunas y nueces para picar hasta platos fuertes como un corte de rib eye, un platillo con salmón, otro con cordero o incluso, pato. Los chefs también presentan platillos con todo tipo de influencias: asiática, francesa o peruana.

Las luces son suaves, la música casual y la terraza es un excelente lugar para conversar, disfrutar unos bocados o un buen trago.

Más tarde

La fiesta puede continuar hacia las colinas de Potrero Hill desde donde se pueden observar las luces y los rascacielos de San Francisco en una atmósfera casual. Otros lugares para continuar la fiesta puede ser la famosa calle de Castro (donde surgió el movimiento gay) o el distrito de South Market Street mejor conocido como SoMa.