¡Al infinito y más allá!

Conocer al espacio sin salir de la Tierra solo es posible en el Kennedy Space Center en Orlando, Florida.
El Kennedy Space Center (KSC)
El Kennedy Space Center (KSC) (Foto: Ana Estrada)

Las horas en el Kennedy Space Center (KSC) son para viajar alrededor de la Tierra, alunizar o llegar a Marte sin salir de la atmósfera terrestre. Uno de los grandes tesoros que guarda la Florida es el centro espacial más importante del mundo que abre sus puertas a todo el público.

Transbordador Espacial Atlantis

La presentación del Transbordador Espacial Atlantis, la primera nave que regresó a la Tierra y que emprendió 33 misiones, deja simplemente sin habla.

El ahora hogar del transbordador recibe a los visitantes con un breve video que narra la historia de todo el programa. En una sala ovalada múltiples pantallas muestran el desarrollo del proyecto, uno de los más ambiciosos que ha emprendido la NASA, y uno se siente realmente parte de la historia: la construcción de la nave y los cohetes aceleradores de 56 metros de altura, las dificultades, los retos y, finalmente, el impresionante despegue.

Cuando la nave llega al espacio y se abren las puertas de la sala se tiene, frente a frente, al verdadero Atlantis, enorme y con sus compuertas abiertas para conocerlo de cerca.

En este mismo complejo, el más nuevo de todo el KSP, hay más de 60 exhibiciones -como el modelo a escala natural del Telescopio Espacial Hubble- y simuladores interactivos, como el Shuttle Launch Experience, en el que los visitantes pueden ver, escuchar y sentir lo mismo que los astronautas en un lanzamiento vertical y que, al entrar en órbita, abre sus ventanas delanteras que revelan la imagen de nuestro planeta tal como se ve desde la Estación Espacial Internacional.

Entrenarse para ir al espacio

Una de las salas favoritas es el United States Astronaut Hall of Fame, lugar que resguarda la colección de recuerdos personales de los astronautas más grande del mundo, pero esta área solo es la antesala para lo más divertido: vivir el entrenamiento de un astronauta.

Aquí se conoce una réplica exacta de un transbordador espacial de tamaño natural para saber cómo y dónde viven los astronautas durante las semanas que están en órbita, además del entrenador multieje donde dos personas suben a una estructura esférica de metal, se abrochan bien los cinturones y ¡dan vueltas por 30 segundos! Mientras esto sucede los instructores hacen preguntas como: “¿qué día es hoy?”, “¿De qué color es tu ropa?”, o “deletrea tu nombre completo”, esto con el fin de mantener la concentración de quienes están a bordo y, por supuesto, hacerlo más divertido.

El dato: Cada verano se lleva a cabo el Camp Kennedy Space Center, donde los niños realizan una simulación de misión en un transbordador espacial durante una semana.


Un cohete jamás lanzado

Entrar a la sala Apollo / Saturn V significa sentirse diminuto. El enorme cohete de más de 100 metros de largo y 2.9 millones de kilogramos de peso recibe a los visitantes totalmente restaurado.

El Saturn V es el modelo de cohete en el que fueron lanzadas las misiones de los Apollo. Cada misión significaba un nuevo cohete y en cada uno trabajaban más de 26,000 personas para su ensamblaje y preparación de vuelo. Sin embargo, el que actualmente está en exposición jamás fue lanzado pues el proyecto se interrumpió para construir el Transbordador Espacial Atlantis que sí podía ser reutilizado.

Esta sala, ideada como un tributo a los astronautas de las misiones Apollo, además de exhibir el impresionante cohete, también se exponen los tesoros de las misiones lunares: los primeros trajes espaciales de la historia, el módulo de mando, las consolas reales de lanzamiento que la NASA utilizó durante el programa Apollo y ¡un trozo de luna!

Refugio de flora y fauna

Cabo Cañaveral no solo resguarda a la NASA y sus enormes naves espaciales, es además un Refugio Nacional de Fauna y Flora Silvestre desde 1963, que abarca más de 56 mil hectáreas de pantanos de agua salada y agua dulce en donde viven 14 especies animales en peligro de extinción, como el manatí.

¿Qué hacer para ver una nave espacial despegar?

En la página oficial de la NASA, www.nasa.gov, se publican las fechas de lanzamiento de los cohetes. Si estas son programadas durante las horas del día, los visitantes al parque pueden verlos desde un lugar seguro dentro del recinto.

Si, por el contrario, el lanzamiento es durante la madrugada, puede observarse desde las playas cercanas fuera del KSC.