5 ciudades para recorrer a pie

No hay nada mejor para conocer una ciudad que recorrerla a pie, y más cuando se trata de lugares tan hermosos. Así que ponte tus zapatos y a caminar.

El encanto colonial de Guanajuato

El centro histórico de Guanajuato es el lugar idóneo para caminar. Con su distintivo sabor europeo y sus cientos de calles empedradas, callejones, subidas y bajadas, se convierte en un deleite recorrerlas. En sus plazas arboladas se pueden encontrar cafés al aire libre en donde se puede tomar algo refrescante o comer un platillo típico como las enchiladas mineras (rellenas de carne, frijoles o queso y cubiertas en salsa de chile guajillo y ancho). También se encuentran mercados al aire libre en donde se pueden hacer compras y observar monumentos históricos en donde se puede apreciar la arquitectura colonial de estilo neoclásico y barroco. Por la noches, en diferentes rincones se escuchan leyendas que relatan la historia de la ciudad.

Visita:

  • El callejón del beso, una calle tan estrecha en las que las parejas pueden besarse desde los balcones opuestos.
  • La Alhóndiga de Granaditas, lugar en donde tuvo lugar la primera gran victoria contra los españoles en 1810.
  • La Plaza Allende, en donde se encuentra un museo dedicado a Don Quijote de la Mancha, así como estatuas de él y su fiel escudero Sancho Panza.
  • Templo de San Cayetano, una de las atracciones más bellas de la ciudad (del siglo XVIII), con su fachada de cantera rosa y decoración interior.
  • Mina de La Valencia, que llegó a ser uno de los yacimientos y más ricos del mundo. Y no olvides recorrer los túneles mineros que se extienden por la ciudad.

Dato curioso: El sobrenombre de la ciudad es “lugar de ranas”, ya que para los primeros habitantes de la ciudad, la forma del terreno montañoso era muy parecido al de una rana.

Los ángeles de Puebla

La ciudad de Puebla de los Ángeles guarda toda su historia en cada rincón, cada calle y cada iglesia por lo que es un gran lugar para recorrer a pie. No en vano su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde el Zócalo y sus portales, sus azulejos y sus construcciones barrocas hasta su gastronomía. A cuadra y media de la Catedral se encuentra la Fonda de Santa Clara, que sirve el tradicional mole poblano, chalupas, chiles en nogada y el manchamanteles. En la calle de los dulces (6 Oriente) podrás deleitarte con sus dulcerías con gran surtido de camotes, borrachitos, gaznates, tortitas de Santa Clara. En el centro también podrás comprar auténtica talavera poblana (las más famosas son la Talavera de la Reyna y la Talavera Uriarte), artesanías, vajillas, artículos religiosos, joyas y todo tipo de objetos decorativos.

Visita:

  • La Catedral de estilo herreriano, barroco y neoclásico y sus torres de 70 metros de altura (las más altas del país). Trata de visitarla durante la misa para disfrutar del sonido del órgano monumental.
  • La Capilla de la Virgen del Rosario (dentro del Templo de Santo Domingo) es considerada la octava maravilla de la humanidad, así como la Casa de Oro, pues está revestida de estuco dorado y lámina de oro.
  • La Biblioteca Palafoxiana, ubicada en el antiguo Colegio de San Juan. Su acervo es de más de 45 mil ejemplares colocados en una hermosa estantería del cedro del siglo XVIII.
  • El Ex Convento de Santa Rosa en donde se cree se inventó el mole poblano, y que alberga hoy al Museo de Artesanías con piezas de talavera, textiles, objetos de madera, palma y plata.
  • La Plazuela de los Sapos, llena de puestos de antigüedades así como galerías de arte en donde hay piezas muy originales. En la esquina se encuentra La Pasita, cantina que desde 1916 sirve un famoso licor de uva.
  • La Purificadora, uno hotel que ha sabido combinar la modernidad con el estilo clásico de la ciudad. Sube a su terraza para tomar un coctel y disfrutar de las hermosas vistas de la Iglesia de San Francisco.

Dato curioso: El papa Juan Pablo II nombró a la Capilla de la Virgen del Rosario como el Relicario de América.

Oaxaca

Caminar por las calles del centro de Oaxaca es un deleite ya que el tiempo parece haberse detenido. La Plaza de la Constitución es el punto central para un recorrido lleno de contrastes, que empiezan con el quiosco, La Catedral y los cafés de Los Portales. El Templo y Ex Convento de Santo Domingo y la Basílica de la Soledad están tan solo a unas cuadras por lo que podrás disfrutar de sus hermosas calles durante el recorrido. También visitar los tradicionales mercados como el Benito Juárez y el 20 de Noviembre para comprar artesanías como el Barro Negro y sus textiles y disfrutar de las delicias del lugar como los tamales, tlayudas, los moles, el quesillo y el mezcal, bebida típica de la región.

Visita:

  • El Templo de Santo Domingo, un conjunto conventual que le da vida a la ciudad. Su iglesia, el Museo de las Culturas de Oaxaca, la Biblioteca Fray Francisco de Burgua y el Jardín Etnobotánico son lugares que no te debes de perder.
  • La Plaza de la Constitución en donde podrás sentarte en un café de Los Portales y disfrutar de un rico champurrado, bebida preparada a base de masa de tortillas y agua.
  • La Basílica de Nuestra Señora de la Soledad, a unas cuadras del centro de la ciudad es una construcción de cantera imponente que cuenta además con un museo con piezas históricas y religiosas.
  • El Museo de los Pintores Oaxaqueños en donde se promueve la obra de los artistas oaxaqueños.
  • El Museo Textil de Oaxaca, un mundo de arte y de telas que muestra el trabajo de los artesanos y artistas de la región.
  • Un poco más lejos se encuentra Monte Albán, la imponente zona arqueológica de la región.

Dato curioso: El Centro Histórico de Oaxaca conserva el trazo original perfectamente delineado, el cual es idéntico a un tablero de ajedrez.

La ciudad amurallada de Campeche

Esta hermosa ciudad de estilo barroco es ideal para recorrerla caminando para disfrutar de cada rincón, sobre todo en horas de la tarde cuando el sol no está tan fuerte. Aún conserva gran parte de la muralla que protegía a la ciudad de los ataques de piratas durante la época de la Colonia. Caminando por sus calles se puede encontrar las edificaciones de aquella época como La Catedral de la Purísima Concepción, el Astillero, la Aduana y la Audiencia, así como los coloridos portones de casas y sus calles empedradas. En los restaurantes de la ciudad no dejes de disfrutar de las delicias de la cocina campechana como los ostiones fritos, el pámpano empapelado o poc-chuk, el calamar relleno de camarón y los tamales rellenos de hoja de chaya.

Visita:

  • La Plaza de la Independencia en donde se encuentra la Catedral de la ciudad, edificada en estilo barroco.
  • La Puerta del Mar, una de las cuatro puertas que permitían traspasar la muralla de la ciudad a fines del siglo XVII.
  • El Baluarte de San Francisco que fue construido para proteger la Puerta de la Tierra en el siglo XVII y en donde se exhibe una exposición de museografía dedicada a los piratas.
  • El Museo de la Arquitectura Maya en el Fuerte de San Miguel se encuentra frente al mar y muestra las representaciones más importantes de la Cultura Maya.
  • El Baluarte de Santiago, otro coloso erigido para defender la ciudad y que hoy es sede del Jardín Botánico Didáctico Xmuch´Haltún con más de 200 especies vegetales.

Dato curioso: Es la única ciudad fortificada de México y cuenta con más de 1,000 edificios de valor histórico.

La cantera rosa de Zacatecas

Las hermosas construcciones de la ciudad de Zacatecas son uno de sus principales atractivos. Esta ciudad minera llena de valles y montañas se pude recorrer a pie y también ir de un lado al otro a través de un teleférico que cruza la ciudad. Caminar por sus callejones, ya sea de día o de noche, en las tradicionales callejoneadas al compás del tamborazo zacatecano, es una gran experiencia. En sus mercados se pueden encontrar artesanías locales como plata, minerales y textiles. También comer en restaurantes locales y disfrutar del tradicional asado de boda, platillo que se sirve en las bodas de la zona y que se prepara con trozos de lomo de cerdo y salsa roja de chile ancho frito y acompañarlo de un mezcal de Huitzila, aguamiel o tenempa, bebidas típicas de Zacatecas. La ciudad cuenta con varios museos, siendo los más representativos el Manuel Felguérez de arte abstracto y el Rafael Coronel con una espléndida colección de máscaras y objetos del arte popular mexicano.

Visita:

  • El mercado González Ortega, que en sus amplios espacios interiores ofrece deliciosos platillos zacatecanos, dulces, objetos de plata, vinos y artículos para charrería.
  • La Mina del Edén, una mina del siglo XVI llena de túneles y galerías con una colección única de rocas y minerales de distintas partes del mundo. Aquí se encuentra también La Mina Club una discoteca que es muy visitada en las noches.
  • La Iglesia de Guadalupe, donde se aloja el Museo de Guadalupe que cuenta con 27 salas permanente con una muestra de arte virreinal de los siglos XVII hasta el XX.
  • El Ex Templo de San Agustín, que muestra un perfecto ejemplo de la arquitectura de aquella época.
  • El Cerro de la Bufa, en donde al subir en la cima podrás disfrutar de la mejor vista de la ciudad además de conocer el museo, la capilla y la colección de monumentos que conmemoran la toma de Zacatecas por Pancho Villa.

Datos curioso: En Zacatecas se encuentra una de las zonas arqueológicas más importantes del norte del país. La Quemada fue construida sobre un cerro a manera de Acrópolis y se encuentra sólo a 56 kms al sur de Zacatecas.