Ciudad de México con esencia de Kahlo

La pintora latinoamericana más reconocida del mundo dejó un rastro indeleble por distintos recintos de la ciudad, en los cuales se pueden conocer su vida y obra.
Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón (Frida Kahlo) es sujeto y objeto de su pintura.
Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón (Frida Kahlo) es sujeto y objeto de su pintura. (Foto: Cortesía)

México

Frida Kahlo no sólo es la artista latinoamericana más famosa del mundo también es la más cotizada en el ámbito de la plástica internacional, gracias a la originalidad, calidad y fuerza creativa de sus obras. Y aunque viajó y vivió por distintas partes de la Ciudad de México e incluso fuera del país, hizo de la capital mexicana no sólo su refugio, sino la base de su vida y obra.

Y es que en la Ciudad de México es posible descubrir sitios que develan los secretos de Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón, nombre completo de la artista que desde 1935 conocemos como Frida Kahlo.


Museo Frida Kahlo

Ubicado en el barrio de Coyoacán, el recinto fue la casa en donde nació Frida el 6 de julio de 1907. Aquí también vivió con Diego Rivera tiempo después de que contrajeron nupcias; el pintor tenía 43 y Kahlo solo 22. Se cuenta que cuando la mamá de Frida se enteró de los planes de boda, comentó que sería como si se casaran “un elefante con una paloma”.

En 1958 se constituyó el actual Museo Frida Kahlo y los espacios están dispuestos de la misma forma de cuando Frida y Diego Rivera residieron ahí: mubles, artículos de cocina, objetos personales e incluso ropa de ambos, buscan reflejar la vida cotidiana de la pareja en la llamada Casa Azul, lugar en donde falleció la pintora el 13 de julio de 1954, cuando el Instituto Nacional de Bellas Artes le preparaba, como homenaje nacional, una retrospectiva. Aquí también reposan sus cenizas.

A través de pinturas y objetos personales se recuerda parte de su vida. El hogar recibió a decenas de celebridades como León Trotsky, cuando se asiló en México; Fritz Henle, el único fotógrafo que retrató a Frida en su estudio; Dolores del Río, María Félix, Lucha Reyes y Chavela Vargas, entre muchas otras.

En esta zona de Coyoacán (calle Tepalcatitla, esquina con Fernández Leal) fue inaugurado en 1984 un jardín que lleva el nombre de la pintora, en donde fue colocada una escultura en bronce realizada por Gabriel Ponzanelli. En esta pieza, la pintora, vestida de tehuana, mira –altiva- el abundante follaje que la rodea.

Londres 247, Del Carmen, Coyoacán, CP 04000



Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo

Esta edificación de dos casas -una azul y otra rosa-, unidas por un puente y bordeada por cactus, se localiza en la colonia San Ángel. Ahí, Diego creó la mayoría de sus pinturas de caballete. Frida pintó obras como “Las dos Fridas”, “Recuerdo”, “Mi nana y yo”, “Recuerdo de la herida abierta”. También se cuenta que en la tina de baño elaboró “Lo que el agua me ha dado”. En este recinto se ha buscado que cada mueble, artículos y pinturas recreen la vida de los pintores.

El inmueble fue construido en 1931 por el arquitecto, artista y amigo de la pareja Juan O´Gorman como casa y taller de Diego y Frida, quienes ahí vivieron hasta 1934. El concepto arquitectónico fue declarado monumento artístico el 25 de marzo de 1998.

Actualmente se exhibe “Correspondencias. Archivos y fondos Cenidiap” (Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas) del Instituto Nacional de Bellas Artes. La muestra comprende un conjunto de testimonios históricos sobre el quehacer plástico de diversos creadores -Diego Rivera, Frida Kahlo, Gabriel Fernández Ledesma, Isabel Villaseñor, Francisco Goitia y Leopoldo Méndez-, así como una mina de indicios sobre su actividad cotidiana y las relaciones que mediaban entre ellos.

La exposición está abierta hasta el 17 de julio.

Diego Rivera esq. Altavista, San Angel Inn, Álvaro Obregón, CP 01060


Secretaría de Educación Pública

Años antes de alcanzar el éxito como pintora, la figura de Frida fue plasmada por Diego Rivera en el mural “En el arsenal”, en el tercer nivel de la actual Secretaría de Educación Pública. Aparece vestida con una falda negra y una camisa roja y llevando una estrella roja en su pecho. La fotógrafa italiana Tina Modotti fue quien presentó a Diego Rivera y Frida, cuando la fotógrafa mantenía una relación con Diego.

Aún es posible visitar este mural que Diego Rivera pintó en la sede de las oficinas de Vasconcelos: un edificio neocolonial distribuido en torno a dos patios que Rivera bautizó como el Patio del Trabajo y el Patio de las Fiestas. Para 1928, año en que concluye el proyecto de la SEP, Rivera había cubierto con sus frescos más de 1,585 metros cuadrados.

Argentina 28, Centro Histórico, Cuauhtémoc, CP 06029


Museo Dolores Olmedo

En esta casona de Xochimilco existe una sala que lleva el nombre de la pintora, en donde se exhiben 27 obras, la más numerosa colección en un solo espacio. Por la insistencia de su amigo Diego Rivera y por el gran aprecio que le tenía, en 1955 –un año después de la muerte de Kahlo- Dolores Olmedo compra las 27 piezas Frida, una colección que había sido propiedad del amigo y vecino de la pintora Eduardo Morillo Zafa, cuyo retrato está entre los óleos y dibujos que ahora habitan en la sala Museo Dolores Olmedo. En la colección se encuentran obras internacionalmente reconocidas como “La columna rota”, “Hospital Henry Ford”, “Autorretrato con changuito”, “Unos cuantos piquetitos” y “Mi nana y yo”. Actualmente la colección se exhibe en el Hangaram Design Museum, en Seúl, Corea.

Av. México 5843, La Noria, Xochimilco, CP 16030


Museo de Arte Moderno

Ubicado dentro del Bosque de Chapultepec, el MAM posee varias obras de la pintora, entre las que destacan tres de sus piezas más célebres: “Las dos Fridas”, “Los cocos” y “Naturaleza muerta con sandía”.

El MAM resguarda uno de los mayores acervos de arte mexicano del siglo XX, conformado por alrededor de 3 mil pinturas, esculturas, fotografías, dibujos y grabados en constante proceso de catalogación e integración.

Además, ofrece las exhibiciones temporales: “Cristóbal Balenciaga”, conformada por ocho vestidos y 31 fotografías de Manuel Outumuro; “Juan Soriano. 1920-2006”, en conmemoración del décimo aniversario del fallecimiento del artista tapatío, y la colección “Paul Westheim. El sentido de la forma”, impulsor de la vida cultural de México en el siglo XX.

Paseo de la Reforma y Gandhi s/n, Bosque de Chapultepec, CP 11560

Frida Kahlo, la más cotizada

Se ha consolidado como la artista latinoamericana mejor vendida, pues el pasado 12 de mayo, “Dos desnudos en el bosque (La tierra misma)”, un cuadro de apenas 30 centímetros de ancho por 25 de largo, se vendió en 8 millones 500 mil dólares. Anteriormente, en 2006, con su obra “Raíces”, había impuesto su primer récord al comercializarlo en casi seis millones de dólares.