Sondeos dan la victoria a Merkel

La canciller alemana, que prometió años de éxito, se perfila para un nuevo periodo, luego de que su partido obtuvo 304 de 606 escaños en el Parlamento, según sondeos a pie de urna.
Merkel celebra en el la sede de su partido, la Unión Demócrata Cristiano.
Merkel celebra en el la sede de su partido, la Unión Demócrata Cristiano. (AFP)

Berlín

La jefe de Gobierno, Angela Merkel, logró un triunfo histórico el domingo en las elecciones legislativas alemanas al lograr la mayoría absoluta y obtener un tercer mandato de cuatro años, según proyecciones tras el cierre de las urnas.

Al haber obtenido 304 de 606 escaños, Merkel podría gobernar sola, sin tener que aliarse con la oposición socialdemócrata (SPD), lo que no ocurría desde el canciller Konrad Adenauer en 1957.

Merkel saludó el "superresultado" de su partido, la Unión Demócrata Cristiano (CDU), en las legislativas alemanas y prometió "cuatro nuevos años de éxito".

"Juntos, vamos a hacer todo para que los cuatro años que vienen sean cuatro nuevos años de éxito para Alemania", declaró Merkel.

De 59 años, la canciller alemana confirmó su estatuto de mujer más poderosa del mundo, al permitir a su partido conservador lograr su resultado más elevado desde la Reunificación del país en 1990, con 42.5% de los votos, en alza de casi 9 puntos con relación a la última elección de 2009, según cifras difundidas por la cadena pública ZDF.

Pero su actual aliado, el partido liberal FDP, habría fracasado en su intento de alcanzar el 5% necesario para tener diputados en el Bundestag, por primera vez en la historia de Alemania, al lograr aproximadamente 4.5%.

Los socialdemócratas del SPD habrían obtenido entre 26% y 26.5% de los votos.

En estas primeras estimaciones, después de que los colegios electorales cerraran sus puertas a las 16:00 GMT, el partido antieuro "Alternative für Deutschland (AFD) está cerca de hacer su ingreso en la Cámara baja del parlamento, con 4.8% de los votos, según el canal público ARD.

Los Verdes alemanes, que se habían derrumbado en los sondeos de las últimas semanas, obtendrían un resultado bastante distante de sus aspiraciones, con 8%, en neto retroceso con respecto a su récord en las legislativas de 2009 (10.7 %)

La izquierda radical Die Linke baja igualmente y pasaría a 8%, cuando había obtenido un 11.9% de los votos en la anterior elección.

La participación en los comicios ha sido más alta que en 2009, según estimaciones.

La peor cifra de participación en las legislativas alemanas se registró hace cuatro años, cuando se estableció en 70.8%.

Los colegios electorales abrieron a las 06:00 GMT en todo el país y cerraron a las 16:00 GMT.

Los últimos sondeos anunciaban que la canciller conservadora, la preferida de los alemanes especialmente por su gestión de la crisis del euro, iba a obtener la confianza de los ciudadanos para un tercer mandato de cuatro años al frente de la primera economía europea, tras una campaña que estuvo completamente centrada en su persona.

Pero todos los sondeos predecían que no iba a poder gobernar sola, e iba tener que formar probablemente "una gran coalición".

Angela Merkel ha sido coronada como la mujer más poderosa del mundo por la influyente revista Forbes, no en una pero en siete ocasiones.

Ninguno de sus homólogos en España, Francia, Italia, Portugal o Reino Unido logró ser reelegido desde el comienzo de la crisis financiera.

Los casi 62 millones de alemanes llamados a votar habrían castigado al gobierno saliente con una derrota del FDP, los aliados liberales de Merkel, lo que impide que se mantenga la actual coalición.

Algunos analistas contemplan una entrada en el parlamento del nuevo partido antieuro, "Alternativa para Alemania" (AFD), lo que enviaría una señal preocupante del ascenso del populismo en un país exasperado por los planes de rescate a los países del sur de Europa.

Al frente del país más poblado de Europa, Merkel, cariñosamente apodada "Mutti" (mamá) en su país, hizo una campaña basada en su popularidad personal y su balance.

"¡Ustedes saben quién soy yo! Ustedes me conocen, juntos hemos conseguido hacer que en 2013 haya un gran número de personas que están mejor que en 2009", resaltó, subrayando el descenso del paro en Alemania hasta únicamente el 6.8% de la población activa.

Su principal adversario, Peer Steinbrück, atacó su balance en materia social. Alemania es uno de los países de Europa con la mayor proporción de salarios más bajos.

Este economista de 66 años será recordado sobre todo por una foto, portada de una revista, en la que hacía un gesto obsceno con el dedo.

Este gesto se produjo tras toda una serie de meteduras de pata y polémicas que impidieron al exministro de Finanzas de Merkel entre los años 2005 y 2009 defender el programa de su partido, considerado como el más a la izquierda desde hace mucho tiempo.

Steinbrück se comprometió a instaurar un salario mínimo generalizado de 8.50 euros por hora a partir de febrero de 2014.

"¡Está entre sus manos! ¡Por favor, vayan a votar! Somos el partido que quiere colmar las carencias" sociales, afirmó Steinbrück el sábado durante su último mitin en Fráncfort.

Pero la mayoría de votantes alemanes optó por dar su voto a Mutti.