Promueven recorrido turístico en el Caribe mexicano

Un recorrido por la reserva protegida de Sian Ka'an, en Quintana Roo, se dio a conocer por autoridades como una opción turística para los amantes de la naturaleza y la arqueología.

México

Un recorrido por la reserva protegida de Sian Ka'an (que en maya significa Puerta del Cielo), en el estado mexicano de Quintana Roo, fue dado a conocer por autoridades y habitantes de ese lugar como una opción turística para los amantes de la naturaleza y la arqueología.

El paseo se inicia en la Zona Arqueológica de Muyil, un asentamiento que alcanzó su mayor desarrollo en el Posclásico Tardío (1200-1521 d.C.), explicaron los organizadores durante un recorrido a la prensa.

Es "uno de los pocos sitios que combina su atractivo histórico con una exuberante vegetación y el imponente paisaje del Mar Caribe", explicó Marco Antonio Palet, director de Comunicación y Cultura para la Conservación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

El asentamiento maya, que de acuerdo con los organizadores del recorrido desempeñó un papel importante en la ruta comercial costera, muestra un conjunto de construcciones como basamentos piramidales, templos, altares y plataformas.

Entre los bienes intercambiados a lo largo de esa ruta estaban el jade, la obsidiana, el chocolate, la miel de abeja, las plumas y la sal, detallaron.

Muyil, cuyo nombre procede de una de las dos lagunas adyacentes (Muyil y Chunyaxché), representa además "uno de los sitios ambientalmente mejor conservados de la reserva protegida, hecho que lo hace un lugar atractivo para los interesados en conocer nuestra historia y convivir con la naturaleza", destacó Palet.

El recorrido incluye una visita a la laguna que da nombre a la zona arqueológica y que se ubica a un kilómetro de distancia.

Sian Ka'an, ubicada a unos 100 kilómetros al sur del balneario de Cancún, fue declarada reserva de la biosfera en 1986 y es la tercera más extensa de México. Protege más de 500 mil hectáreas de ecosistemas tropicales del estado de Quintana Roo.

Acoge selvas bajas y medianas, sabanas y asociaciones vegetales inundables, y además posee una porción de la Barrera Arrecifal Mesoamericana, la segunda más larga del mundo.

También es hogar de al menos 800 especies de plantas y provee hábitat a más de 360 especies de aves y otros animales como jaguares, pumas, ocelotes, monos araña, monos aulladores, cocodrilos y varios tipos de tortugas.

Los habitantes del lugar, "además de impulsar este lugar turístico, se dedican también a otras actividades como la producción de jabón de azufre, chile, pomadas y artesanías con recursos naturales de la zona", anotó Palet.