Senadores apoyan la campaña “Un minuto contra el cáncer”

Mónica Arriola, que sobrevivió a ese padecimiento, dio 104 mil pesos.

México

El Senado de la República se sumó a la campaña “Un minuto contra el cáncer” que encabeza el patronato del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), y en esta ocasión se centró en la entrega directa de donativos, que en el caso de la legisladora Mónica Arriola llegó a un mes de salario, es decir, 104 mil pesos.

Arriola, del partido Nueva Alianza, convocó a través de un punto de acuerdo a que sus colegas donaran un día de salario para culminar la torre dos del Incan, así como para apoyar la investigación y llevar tratamiento oportuno a las personas con menos recursos.

La respuesta no se hizo esperar. Maki Ortiz —de la Comisión de Salud— y Ernesto Cordero fueron de los primeros que decidieron donar más de un día de sueldo, pues ambos saben lo que es padecer de forma directa o indirecta el cáncer.

Ortiz es sobreviviente de ese mal y en la actualidad, comentó, su esposo se encuentra en la lucha contra el padecimiento.

Aunque los temas que ocupan más a los senadores son los de las reformas hacendaria y energética, algunos se dieron un tiempo para acudir al módulo instalado por el patronato del Incan para hacer sus donativos en efectivo o con tarjeta de crédito.

Cordero, luego de donar 8 mil pesos, trató de convencer de forma juguetona a Miguel Barbosa; sin embargo, el coordinador de los senadores del PRD consideró atender el llamado de un día de dieta y donar 3 mil 500 pesos.

De igual manera Emilio Gamboa se acercó a donar en efectivo parte del dinero que cargaba en la cartera en ese momento (2 mil 500 pesos), aunque comentó que desde su trinchera impulsará la campaña para que todos los priistas se sumen a ésta para fortalecer financieramente al Incan.

Los senadores dejaron de lado sus diferencias partidistas. Incluso Dolores Padierna aseguró que México tiene uno de los institutos más importantes de México y de América Latina. “Me merece todo mi apoyo y respeto. Sé de su labor. Mi padre murió de cáncer”.

Mario Delgado reconoció la labor del patronato para evitar que en México sigan muriendo 88 mil personas al año.

Las personas que se quieran sumar a esta campaña pueden encontrar información en el sitio web http://1minuto.org/.

Claves

Por experiencia

- El senador panista Ernesto Cordero comentó que su madre, Graciela Arrollo de Cordero, quien fue una famosa enfermera, falleció de cáncer. Abundó que el padecimiento resultó altamente doloroso para toda la familia.

- Manuel Camacho Solís, del PRD, opinó que todos los mexicanos deben sumarse a la lucha contra el cáncer para que se detecte a tiempo y se cure. “Yo lamentablemente perdí a mi mujer porque padecía esa enfermedad”.

- Alejandro Encinas, del PRD, también se sumó a la campaña. Aunque su depósito no lo hizo ante cámaras, señaló que está dispuesto a aportar más de un día de salario, porque urge encontrar tratamientos. Su padre, relató, falleció de cáncer de próstata.