#SaveSylvester para salvar a un león de la muerte

#SaveSylvester es una iniciativa para salvar de la eutanasia a este león, que se escapó de un parque nacional en Sudáfrica el domingo pasado
El león Sylvester
El león Sylvester (Twitter)

Un travieso león volvió a escaparse de su reserva natural, lo que podría castigarlo con la muerte. Para evitarlo, los usuarios de Internet promueven el hashtag #Save Sylvester.

Este domingo Sylvester se escapó por segunda vez del parque nacional Karoo, en Sudáfrica. En un post del 29 de marzo la cuenta de SANParks (el organismo que administra los parques nacionales de Sudáfrica) publicó que después de capturarlo, lo pondrán a dormir.

El argumento es que es un animal peligroso que pone en riesgo la seguridad de otras personas y animales. En 2015 - la última vez que se escapó- estuvo libre tres semanas y mató una vaca y 26 borregos porque tenía hambre.

Ante la amenaza surgió en redes sociales el hashtag, que es TT en Sudáfrica desde esta mañana. También existe una petición en la plataforma Avaaz para salvarlo que ya cuenta con 2.851 firmas de las 3 mil que solicitó Rory O’Neill, su creador.




La cuenta de SANParks respondió asegurando que está tomando “las medidas necesarias para capturar con seguridad al león.” También se disculpó por la declaración previa que “no refleja adecuadamente la posición de la organización” aunque reiteró que Sylvester está considerado un “animal dañino que representa una amenaza muy real a la vida humana”.  

Wanda Mkutshulwa, vocera de la organización añadió que aún están considerando una amplia gama de opciones y que la eutanasia sería “el último recurso.” Estas  incluyen trasladar al animal a otro refugio o fortalecer el sistema de seguridad en Karoo.


Actualmente hay un equipo de 14 personas dedicadas a buscarlo, pero las condiciones de viento han complicado la operación. Sin embargo, Sylvester trae puesto un collar para rastrearlo, por lo que saben más o menos la zona en la que está.  

El parque nacional tiene alrededor de 12 leones que viven ahí desde 2010. Los cazadores los exterminaron en el siglo XIX, por lo que no hubo leones en la zona durante 170 años.