Me acusó de embarazarme para "atraparlo"

Queremos que encuentres a tu media naranja, comparte tus historias de desamor y MILENIO te ayudará regalándote una membresía de Seis Grados.
"Cursé una amenaza de aborto y después todo el embarazo sola, al igual que el alumbramiento y el cuidado de mi hija".
"Me acusó de embarazarme a propósito con la finalidad de atraparlo". (Shutterstock)

Ciudad de México

En MILENIO estamos celebrando el 14 de febrero por todo lo alto, por eso estamos regalando dos membresías Seis Grados, un servicio especializado para ampliar los círculos sociales de sus socios, y que de esta manera puedan conocer a personas con un estilo de vida similar y con quienes puedan comenzar una relación sentimental. Puedes consultar las bases aquí.

*Texto enviado por una ejecutiva de ventas, de 52 años.

Desde que lo vi pasar corriendo después de aquella reunión de evaluación, me gustó, yo diría que para mi fue amor a primera vista, se veía guapísimo con esos pantalones blancos pegados y ese aire casual. Saludó a mi amigo que estaba a mi derecha e inmediatamente le pregunté cómo se llamaba ese personaje y le pedí que me lo presentara, cuando ya lo tuve enfrente de mi, me pareció más guapo todavía, era un tipo alto, de 1.90, tez blanca, ojos aceitunados y una barba que lo hacía ver mucho más interesante.

El tiempo pasó, él estaba en una ciudad y yo en otra, así es que de vez en cuando le llamaba para saludarlo y para preguntarle cuándo vendría, yo siempre recibía excusas, como que  tenía mucho trabajo. Hasta que se dio una reunión de evaluación nuevamente y entonces me lo robé para irnos a un bar y allí bailamos besándonos todo el tiempo, la canción de Eclipse total del corazón, la canción se terminó y nosotros seguíamos bailando hasta que nos aplaudieron, eso hizo que reaccionáramos y nos regresáramos a sentarnos a nuestra mesa.

El tiempo pasó y yo era feliz con esa relación, hasta que un buen día se cruzó en nuestro camino otra mujer. Los encontré y allí se terminó esa relación. Él se casó con ella, yo me fui a trabajar a otro lugar, pasaron cinco años, hasta que nos volvimos a encontrar. Eran los primeros días de enero y un grupo de amigos y yo acordamos que en vez de partir la rosca, compramos un rico pastel y lo invitamos a compartir con nosotros, después de ese día, él se fue a vivir prácticamente conmigo a mi departamento.

Fueron meses bellos, encantadores, yo era feliz, por fin tenía conmigo al hombre que más he amado en esta vida, ese año celebramos mi cumpleaños y su cumpleaños juntos y felices, nos cocinábamos la comida que nos gustaba a ambos, nos consentíamos, era la felicidad total… hasta que quedé embarazada.

Eso fue algo que no le gustó, me acusó de embarazarme a propósito con la finalidad de “atraparlo”, de tal modo que cursé una amenaza de aborto y después todo el embarazo sola, al igual que el alumbramiento y el cuidado de mi hija. Alguna vez, un jueves, lo fui a buscar para pedirle que fuera a conocer a la niña, que le iba a encantar porque era igualita a él, con su mismo color de piel, su cabello, sus ojos, pero sólo me contestó que algún día lo iba a hacer. Desgraciadamente eso ya no fue posible, pues al siguiente lunes mi hija había muerto en la guardería donde sólo la había llevado por tres días.

Desde entonces sólo sobrevivo, ya no soy feliz, no tengo a ninguno de mis grandes amores.