Los Cabos: de regreso al surf

Tras la pronta recuperación hotelera del huracán Odila en Los Cabos, los turistas pueden disfrutar de uno de los mejores destinos en el mundo para sortear olas.

México

El agua deja ver una onda suave, pero de buen tamaño, la ola comienza a formarse y Coco decide que es el mejor momento para tomarla, levantarse en un movimiento rápido y seguro sobre su tabla y subir hasta la cresta de la enorme ola.

Sus volteretas y el deslizamiento sobre el agua requieren de precisión, concentración y coordinación, pero Coco, quien surfea desde hace 14 años, lo hace de una manera natural y suave, como por instinto.

La primera vez que Coco Ho, una de las mujeres surfistas más jóvenes e importantes en el mundo, visitó las playas de Los Cabos y se aventuró a deslizarse en las olas que se forman en la punta de la península de Baja California, donde el Mar de Cortés y el Océano Pacífico se unen, no pudo más que pensar que es un paraíso mexicano para quienes como ella practican el surf: todo el año hay olas de buen tamaño y resulta ser un lugar accesible para visitar.

“Este lugar ha sido todo lo que imaginé e incluso más, las condiciones han sido muy buenas y hemos tenido olas toda la semana, ¡es asombroso”, afirma Coco luego de ganar el primer lugar de Los Cabos Open of Sur, evento que se realiza cada junio, “es mi primera vez en Los Cabos y no esperaba que fuera tan bueno y tan divertido”, dice la hawaiana.

El surf en Los Cabos no es una actividad nueva, hay incluso surfistas veteranos estadounidenses que han hecho de esta ciudad mexicana un lugar de retiro donde, además de encontrar tranquilidad, pueden continuar disfrutando de las olas en compañía de su tabla.

Una de las particularidades de Los Cabos es que hay olas todo el año: de abril a septiembre las mareas benefician a las playas del Mar de Cortés y de octubre a marzo, a las playas que dan hacia el Pacífico. Entre unas y otras hay una distancia de no más de 45 minutos, “es un paraíso, hay muchos surfers que vienen y se retiran aquí”,  detalla Abelardo Juárez quien, entre otras cosas, dirige Los Cabos Open of Surf.

Abelardo explica que, a diferencia de muchas otras partes del mundo, el oleaje de Los Cabos es constante y bueno para poder surfear. En otros países, o incluso en otras ciudades costeras de México, es poco común que las probabilidades de “ola cero” sea tan baja, “es muy raro, no es muy usual un lugar donde tengas una ola tan constante y tan buena y puedas soportar el riesgo y atenerte a la madre naturaleza”, dice.

Por ejemplo, para Matt Banting, surfer australiano reconocido mundialmente, fue una sorpresa encontrarse con un lugar con estas condiciones donde se pueden realizar competencias sin tener que frenar ni un solo día a causa del oleaje, “tiene excelentes olas, mucho ‘surfeo’, turismo, algunas cervezas, ha sido grandioso surfear aquí”.

Y es que entre las playas paradisíacas, las condiciones climáticas y el deporte, Los Cabos resulta ser un lugar turístico en el que se pueden encontrar desde hoteles de descanso y comida deliciosa, hasta vida nocturna y rutas turísticas que incluyen historia y cultura y deporte y aventura.