Rumbo al altar con un Valentino

Ya está todo listo para la boda de Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi, hijo mayor de la princesa Carolina de Mónaco.
Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se casaron por el civil el pasado mes de agosto, unos meses después de recibir a su primogénito Sacha
Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se casaron por el civil el pasado mes de agosto, unos meses después de recibir a su primogénito Sacha (AFP)

Ciudad de México

A unos días de que el hijo mayor de la princesa Carolina de Mónaco, Andrea Casiraghi, contraiga matrimonio con la colombiana Tatiana Santo Domingo, hija de uno de los hombres más ricos de Colombia, la socialité reveló que para su boda religiosa caminará hacia el altar enfundada en un Valentino.

La primera vez que se dieron el “Sí acepto”, Tatiana portó un ejemplar del mismo diseñador y esta vez, para no perder la costumbre, lo hará de nuevo con un modelo aún no revelado. La ceremonia tendrá lugar en el convento Rougemont y más tarde los novios se trasladarán en un carruaje tirado por caballos a las instalaciones del Hotel Palace donde se llevará a cabo el banquete nupcial.