Abdullah II de Jordania, un rey progresista

Desde su ascensión al trono, el rey ha  trabajado en mantener los niveles de crecimiento económico y desarrollo social de su país. Ahora se encuentra en México en una vista de trabajo.

Ciudad de México

El rey Abdullah II bin Al Hussein se convirtió en Rey del Reino hachemita de Jordania el 7 de febrero de 1999, el día que falleció su padre, el rey Hussein.

Es el hijo mayor del difunto rey Hussein y de la princesa Muna Al Hussein. Nació en Amán el 30 de enero de 1962, y tiene cuatro hermanos y seis hermanas.

Comenzó sus estudios en la Escuela Islámica de Amán para después seguir su preparación en Inglaterra. Cursó su educación secundaria en el Eaglebrook School y en la Academia Deerfield, en Estados Unidos.

El rey Abdullah II entró en la Real Academia Militar de Sandhurst en el Reino Unido en 1980 y al siguiente año asistió a la Universidad de Oxford, donde se especializó en  Oriente Próximo. Ya en Jordania, se unió a las Fuerzas Armadas de su país.

En la ausencia de su padre, realizó viajes regulares en misiones oficiales representando a su país. Fue proclamado Príncipe de la Corona el 24 de enero de 1999 por Real Decreto.

Desde su ascensión al trono, el rey ha  trabajado para encontrar una solución al conflicto árabe-israelí y en aumentar la institucionalización del pluralismo democrático y político en Jordania. Su trabajo ha ido encaminado en mantener los niveles de crecimiento económico y desarrollo social para mejorar la calidad de vida de los habitantes de su país.  

Con él, Jordania ha tenido importantes avances en materia económica: entró en la Organización Mundial del Comercio y ratificó tratados para la implantación de una zona de libre comercio con Estados Unidos, la Unión Europea, los países miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio y dieciséis países árabes.

Preocupado por los derechos civiles, ha hecho de  Jordania uno de los países más progresistas de Oriente Próximo, al garantizar a las mujeres un papel activo en la vida política del país. Además ha trabajado en la modernización de las tecnologías de la información y los sistemas educativos de Jordania.

Se casó con la reina Rania -nacida en Kuwait pero de origen palestino y residente en Jordania desde 1990- el 10 de junio de 1993, con la que tiene cuatro hijos: los príncipes Hussein, Hashem, Iman y Salma.

El rey es submarinista, piloto y paracaidista de caída libre. Entre sus aficiones destacan las carreras de automóviles, las motocicletas, los deportes acuáticos y coleccionar armas y piezas de armamento antiguas.