Así nos veremos en 2060

El fotógrafo Cyjo realizó un ensayo fotográfico con familias de origenes étnicos mezclados, para mostrar cómo nos veremos dentro de 45 años gracias a la tendencia migratoria en todo el mundo

Cada vez más vivimos en un mundo globalizado. ¿Cuántos de tus amigos se fueron a vivir a otro país y encontraron el amor en otras latitudes? ¿Cuántos extranjeros conoces que hicieron a México su hogar y formaron una familia? Sus casos no son aislados, ocurre en muchas ciudades del mundo.

La migración provoca a largo plazo las mezclas raciales, sobre todo en destinos tan cosmopolitas como Nueva York y Beijing. El fotógrafo Cyjo trabajó durante tres años en ambos sitios en su proyecto “Mixed Blood” (Sangre mezclada), una reflexión sobre la evolución de la identidad étnica representada en las familias.

En las palabras del fotógrafo:

"Mixed Blood cuestiona y difumina el proceso de categorización histórico basado en raza/etnicidad y se enfoca en las experiencias de conexión cultural. Los retratos y narrativas acompañantes ilustran las variadas relaciones que tienen los miembros de una familia con sus orígenes, contexto cultural y nacionalidad. Esta unificación de raza y cultura dentro de una unidad familiar, continúa influenciando la evolución de la identidad global de hoy en día. 

Su intención es mostrar cómo seremos dentro de 45 años, sin las características visuales y culturales que nos han definido durante siglos. El artista sugiere que casarnos con otras razas es un acto de desafío a las categorías derivadas de nuestro aspecto. Al hacerlo, en el futuro dejaremos de ser morenos, negros, caucásicos y todas las variedades de “asiáticos” (la categoría es errónea por amplia) y con el cambio, nuestra sensibilidad cultural será más rica".

El fotógrafo no se equivoca. En 2012 en Estados Unidos 9 millones de personas se identificaron como de raza mixta, 32% más que 10 años antes. En México, la inmigración es una realidad también. En 2013 vivían 1.103.460 extranjeros registrados en el país. De ellos, la mayoría proviene de Estados Unidos que conforma el 75% de la inmigración. Pero también tenemos un flujo importante de ciudadanos de Centroamérica y Sudamérica, de los cuales la mayoría son cubanos y argentinos. Así mismo, desde 2005 ha habido un repunte de inmigración europea proveniente de España, Alemania y Francia.

Así, los niños del futuro tendrán más problemas si se les obliga a identificarse con un solo origen. México es un país que proviene de la mezcla étnica y seguirá por ese camino. Cada vez resulta más absurdo intentar organizar a las personas con un concepto tan simplista e insuficiente. 

Mixed Blood es una serie fotográfica en proceso. Esperemos que las próximas fotos contemplen también a la población de origen latinoamericano.