Borra tus tatuajes con crema, sin dolor para tu piel y cartera

Una tecnología en desarrollo podría eliminar el tratamiento láser y quitarte los tatuajes que ya no quieres sin inflamación ni dolor
Alec Falkenham
Alec Falkenham (Dalhousie University)

Un estudiante de doctorado trabaja en el desarrollo de una crema que podría cambiar el mundo del tatuaje permanentemente. Esta desvanece poco a poco los trazos; una alternativa más amable a la tecnología de láser que se usa ahora.

Alex Falkenham tiene 27 años y estudia en el departamento de patología de la Universidad Dalhousie, en Halifax, Canadá. En entrevista con CBC, explicó que la sustancia no tiene efectos secundarios como el láser, que puede ocasionar quemaduras, ampollas y cicatrices.

“No atacamos las células de piel normales, por lo que no verás mucha inflamación. De hecho, basándonos en el proceso que usamos actualmente, no creemos que vaya a haber inflamación en lo absoluto” explicó Falkenham.

Un tatuaje es visible gracias a los “macrófagos” las células que aparecen cuando la tinta es inyectada dentro de la piel y estas la “absorben” en una respuesta inmune del cuerpo. Los macrófagos llevan parte de la tinta a los nódulos linfáticos, pero otros se quedan en el área, incrustados en la piel. Eso último es lo que vemos.

La crema del canadiense ataca a los macrófagos que se quedaron insertos en el área del tatuaje. Nuevos macrófagos aparecen y consumen a los que están llenos de pigmento, que luego migran a los nódulos linfáticos y se llevan el resto de la tinta con ellos. El efecto es progresivo y libre de inflamación. Por el momento, la cantidad de aplicaciones necesarias para que desaparezca por completo no está clara, pero el equipo realiza pruebas en orejas de cerdo tatuadas para descubrirlo.

Actualmente, la crema de Falkenham está en proceso de prueba para patentarse, así como de la búsqueda de financiamiento. Sus primeros inversionistas confían en que en el futuro próximo la tecnología se convierta en un producto que pueda comercializarse al público.

Cuando eso ocurra, Falkenham calcula que el tratamiento costará cuatro centavos de dólar por centímetro cuadrado, es decir, un tatuaje de 10 x 10 cm desparecería con una inversión de 4.50 dólares.