El palacio de Buckingham se abrirá al público

El palacio de Buckingham abrió sus puertas por primera vez al público en el verano de 1993 a fin de recaudar fondos para reparar el castillo de Windsor tras el incendio de noviembre de 1992.
Solo en agosto es cuando la gente puede recorrer los suntuosos pasillos del palacio, justo cuando la Reina se encuentra de vacaciones en Escocia
Solo en agosto es cuando la gente puede recorrer los suntuosos pasillos del palacio, justo cuando la Reina se encuentra de vacaciones en Escocia (AFP)

Un influyente comité parlamentario británico ha pedido a la casa real que reduzca sus costes y aumente los ingresos, y propone abrir al público el palacio de Buckingham cuando la reina Isabel II no está en la residencia.

El Comité de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes, encabezado por la diputada Margaret Hodge, divulgó hoy un informe sobre las cuentas reales, en el que critica la gestión de las finanzas de la casa real y considera que pueden hacerse ahorros.

Según Hodge, la casa real puede controlar mejor la subvención anual que Isabel II recibe del contribuyente -de 31 millones de libras (34,7 millones de euros)- para cumplir sus funciones oficiales, mantener su personal y las residencias.

"Están gastando por encima de sus posibilidades, están recurriendo a las reservas", dijo Hodge, al indicar que el año pasado la casa real gastó más de lo asignado -unos 2,3 millones de libras (2,7 millones de euros)-, por lo que ha tenido que recurrir a un fondo especial de reservas.

El comité critica que la casa real no siguiera medidas de austeridad, pues apenas recortó sus gastos el año pasado en el 5 por ciento, mientras que observó que algunas propiedades de la corona se "están deteriorando" y no ha estimado el gasto de su reparación.

"Ellos han tratado de aumentar el dinero que reciben abriendo el palacio de Buckingham. Pero es más lo que se puede hacer para obtener más ingresos", dijo Hodge, cuyo informe fue elaborado después de que responsables de administrar las finanzas reales comparecieran el año pasado ante ese comité.

El palacio está abierto al público en agosto cuando la reina Isabel II pasa sus vacaciones en el castillo de Balmoral (Escocia), pero permanece cerrado a los visitantes el resto de año a pesar de que la soberana no está todo el tiempo en esa residencia.

Hodge dijo que puede ser aumentado el número de visitantes a fin de ayudar a recaudar fondos para el mantenimiento de residencias. El palacio de Buckingham abrió sus puertas por primera vez al público en el verano de 1993 a fin de recaudar fondos para reparar el castillo de Windsor tras el incendio de noviembre de 1992.

Tras la reparación del castillo, la recaudación es destinada ahora a la entidad Royal Collection Trust, encargada de mantener la llamada Colección Real, formada por numerosas obras de arte. La llamada Subvención Soberana que recibe todos los años Isabel II aumentará en el periodo fiscal 2014-15 al 37,9 millones de libras (45,8 millones de libras ) de los actuales 31 millones de libras (34,7 millones de euros).