Proliferación del lagarto tegus amenaza hábitat de Florida

Esta especie foránea, de color negro con motas blancas en la piel y afiladas garras, puede llegar a medir 1.5 metros de largo y ha sido detectada en diversas zonas de Florida.
El lagarto tegus es una especie nativa de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina.
El lagarto tegus es una especie nativa de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina. (http://www.myflorida.com/)

Miami-Fort Lauderdale

Varias zonas de Florida han registrado la presencia de una nueva especie invasora omnívora: el conocido como lagarto tegus, que puede llegar a medir 1.5 metros de largo y supone un peligro para el ecosistema y hábitat de las especies autóctonas de este estado.

Esta especie foránea, de color negro con motas blancas en la piel y afiladas garras, ha sido detectada en diversas zonas de Florida, lo que ha activado las alarmas en la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Salvaje de Florida (FWC).

En abril pasado, 33 ejemplares de tegus fueron capturados en una zona de Panama City, en la costa noreste de Florida, y se ha reportado la existencia de varias de colonias de esta especie exótica en vecindarios y zonas residenciales del sur del estado, señaló la FWC.

Las autoridades advirtieron que nadie debe capturar estos reptiles por su cuenta, sino que lo mejor es comunicarse con la FWC y, si es posible, sacar una foto del tegus.

El lagarto tegus es una especie nativa de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina y se alimenta de fruta, verduras, huevos, insectos, roedores y pequeños animales, explicó este organismo estatal.

"Sabemos que el tegus competirá con especies nativas de Florida", por eso pedimos a la gente que encuentre uno de estos lagartos que se comunique con las autoridades para proceder a su captura, dijo Kristen Sommers, de la FWC.

En los últimos años ha crecido la preocupación de las autoridades floridanas ante la invasión de especies no autóctonas.

El ecosistema de Florida afronta ya un grave problema con la superpoblación de las pitones birmanas, que han hecho que en algunas áreas del Parque Natural de los Everglades la población de mamíferos como ratones de campo, comadrejas, mapaches o conejos haya descendido hasta un 99 %.

Se cree que las pitones birmanas llegaron a los Everglades al ser liberadas por personas que las tenían como mascotas o de forma involuntaria tras el paso del huracán "Andrew" en 1992.