Este domingo bautizan a la princesa Charlotte

El evento será privado, pero un fotógrafo renombrado estará presente para compartirlo con el público
El príncipe le da un tierno beso a su pequeña hermana.
El príncipe le da un tierno beso a su pequeña hermana. (Reuters)

Hasta ahora no se vio mucho a la princesa Charlotte, que nació a principios de mayo en un hospital de Londres. El príncipe William y su esposa Kate apenas difundieron cuatro fotos de la niña junto a su hermano George, que cumple dos años este mes. Ahora, se viene la segunda aparición pública de los niños de la realeza: la quinta bisnieta de la reina de Inglaterra será bautizada este domingo.

La reina Isabel II, de 89 años, y su esposo, el príncipe Felipe, de 94, estarán presentes durante la ceremonia en la iglesia St. Mary Magdalene en la la localidad de Sandringham, así como los abuelos paternos de la niña, el príncipe Charles y su esposa Camila, y sus abuelos maternos, los Middleton. Su tío Harry, hermano de William, estará ausente ya que se encuentra en África, donde tiene la intención de trabajar en distintos países como ranger (guardaparques).

Por supuesto asistirán también los padrinos de Charlotte. George tiene siete, de los cuales sólo Zara Phillips, de 34 años, nieta de la reina, es pariente suyo. En general, William y Kate han elegido a sus amigos como padrinos. Se espera que éste sea también el caso de Charlotte. Los británicos ya especulan con los nombres de los padrinos. Uno de los que más suena es el de la hermana de Kate, Pippa, de 31 años.

De todas formas, el festejo, como casi todos los bautismos reales, será un asunto privado. Sin embargo, la población podrá "espiar" un poquito: William y Kate ya dijeron estar "muy contentos" de que habrá acceso a un prado que se encuentra delante de la iglesia, indicó un portavoz del palacio.

Será la primera aparición pública de William y Kate con sus dos hijos. Las fotos las hará el mundialmente famoso Mario Testino, que trabaja regularmente para la realeza británica y que está "emocionado y honrado" por este encargo, según dijo. Kate y William no deberán viajar muy lejos para el bautismo: St. Mary Magdalene se encuentra cerca de su casa de campo en Anmer Hall, donde viven la mayor parte del tiempo desde el nacimiento de Charlotte.

Este podría no ser el único motivo por el que se decidieron por esta iglesia del siglo XVI, que por dentro es mucho más llamativa de lo que permiten adivinar sus paredes exteriores de piedra gris. Muchos otros miembros de la realeza británica fueron bautizados allí, como la princesa Diana, la madre de William. La iglesia en la que fue bautizado George también tenía relación con Diana: su féretro fue trasladado a la capilla del palacio St.James tras su muerte en un accidente de automóvil en 1997.

Cuando George ingresó en octubre de 2013 a la Iglesia de Inglaterra, cuya líder es su bisabuela, se produjo una foto histórica: la monarca con sus tres sucesores: Charles, William y George. Al igual que en ese entonces, este domingo estará presente de nuevo el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien oficiará la misa como el religioso de más alto rango de la Iglesia anglicana.

Otra cosa se repetirá del bautismo de George: el traje bautismal de Charlotte. La descendencia real suele ser bautizada en una creación de la modista de la Casa Real, Angela Kelly, en 2008. Se trata de una copia del vestido que llevó la hija mayor de la reina Victoria (1819-1901). El original, de 1841, fue usado por la reina, el príncipe Charles y sus hijos William y Harry en sus bautismos.