Presunto caso de corrupción para la Corona española

La investigación sobre el yerno del rey Juan Carlos en un caso de presunta corrupción es "un poco un martirio" para la Corona española, afirmó hoy jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno.
La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin
La infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarin (EFE)

Desde hace "tres años largos" está abierto el llamado "caso Nóos", dijo Spottorno en una entrevista al programa "Audiencia Abierta" de Televisión Española (TVE), en alusión al Instituto Nóos, a través del cual el yerno del rey, Iñaki Urdangarin, y su socio, Diego Torres, presuntamente desviaron fondos públicos.

Ambos están imputados en ese caso, sobre el supuesto desvío de 6,1 millones de euros de las administraciones regionales de Baleares y Valencia al Instituto Nóos entre los años 2004 y 2007.

Mientras, la Fiscalía Anticorrupción de España se opone a que se investigue a la infanta Cristina, hija del rey y esposa de Urdangarin, con quien compartía la empresa Aizoon.

Spottorno dice que prefiere no "especular" sobre la conclusión judicial, si bien pide que el juez que lleva el caso, José Castro, "termine pronto" la instrucción de un sumario, que considera que "se ha prolongado mucho en el tiempo", en el que "se han hecho todas las diligencias que tenían que hacerse".

Ahora, "el señor magistrado entenderá que está ya en condiciones" de "cerrar el sumario", dijo Spottorno al resaltar que para la Corona es "un poco un martirio" ver "día tras día repicando este tema".

Precisó que la Casa del Rey trabaja con varios escenarios, pero no quiere adelantar ninguno porque desconoce "cuál será la hipótesis final que resulte de esta instrucción" y "especular sobre el futuro de lo que puede ser la conclusión del caso Nóos, sinceramente no nos lleva a ningún sitio".

"Hay que confiar siempre en la Justicia, siempre hemos respetado las actuaciones del magistrado" y "lo único que pedimos" es "que termine pronto", subrayó el jefe de la Casa del Rey en relación con este sumario

En su balance de 2013, un periodo en el que el rey Juan Carlos tuvo que pasar tres veces por el quirófano, Spottorno indicó que no puede calificarse de"annus horribilis" para la Corona o para el rey un año que arrancó para el Monarca con problemas de salud de índole "mecánica", aunque "incómodos", y ha terminado "con esos problemas arreglados" con la última operación de cadera en noviembre.

En la misma entrevista, Spottorno manifestó que la monarquía española como institución cumplirá "estrictamente" la letra y el espíritu de la Ley de Transparencia y demostrará que no actúa con opacidad, sino con la discreción que necesita el jefe del Estado para ejercer sus funciones moderadoras.

El rey Juan Carlos ejerce un papel moderador para contribuir a superar las tensiones derivadas de una crisis económica "muy aguda", que ha producido entre los españoles "desánimo, desaliento y en muchas ocasiones reacciones de rechazo", dijo Spottorno.

Por otro lado, destacó que "el rey se está recuperando con normalidad" de su última operación de cadera y, una vez superados a su juicio los problemas de salud que padecía, recuperará a partir de ahora su agenda internacional, aunque en la primera mitad del año será "quizás" con "viajes cortos", para no "forzar la recuperación".

Entre ellos, aunque no los cita expresamente, figuran una visita a París pendiente desde 2012 y un viaje a Lisboa para participar en la reunión anual de COTEC Europa junto a los jefes de Estado italiano y portugués.

A ello hay que sumar la agenda internacional prevista por el Príncipe, que incluye una visita a Tokio y viajes a seis países iberoamericanos para representar a España en las tomas de posesión de sus respectivos presidentes, según menciona durante la entrevista el director de "Audiencia Abierta", Miguel Ángel Sacaluga.