Paris Jeans: pantalones a la medida de las mexicanas

La marca mexicana de pantalones de mezclilla ofrece calidad, ajuste perfecto y buen precio. Entonces ¿por qué no la conocías?

A todas nos ha pasado. Vamos a una tienda a buscar un par de pantalones de mezclilla y la experiencia se vuelve un martirio. Lo difícil no es encontrar un diseño que te encante, sino que te quede bien. De la cintura te ajusta pero de las piernas es larguísimo o al revés ¿cierto?

El problema tiene que ver con la democratización que la industria de la moda ha sufrido con los años, en la que debe generalizar sus patrones para alcanzar un público más amplio. Las marcas de fast fashion, ofrecen precios accesibles pero alejados a las necesidades de cada mercado.

Una empresa mexicana se dio cuenta del problema: no hay pantalones hechos para nuestra particular fisonomía. Paris Jeans se dedica a la manufactura de pantalones de mezclilla diseñados específicamente para cada tipo de cuerpo, de modo que obtengas ajuste y comodidad dentro de un rango de precio muy similar a las populares tiendas extranjeras de bajo costo: entre 200 y 400 pesos.

“Cuando lanzamos la marca hace 8 años, nos dimos a la tarea de identificar las incomodidades que tenían las mujeres con los jeans y descubrimos que cada una de las consumidoras tenía necesidades y problemas distintos. A algunas les molestaba que se les bajara el pantalón al momento de sentarse o que les apretara cuando se sientan” explica Rosalía Torres, directora de Paris Jeans.

A partir de este estudio, la marca decidió probar varios modelos para que se ajustaran a las diferentes siluetas que las mujeres mexicanas tenemos. El resultado fueron 7 cortes disponibles en una gran variedad de tallas, desde la 5 hasta la 54.

“Lo que hace el ajuste en un pantalón es la composición del algodón con el elastano. Lo que nosotros hacemos es que dependiendo del corte, cambiamos la composición de la tela para que tenga que estirarse y moldee en donde debe” dice Rosalía.

La industria de la moda en nuestro país padece desde hace décadas por la gran competencia que representan las marcas internacionales. Su visibilidad, prestigio y estrategia de mercadotecnia no ayudan. “La competencia que tenemos viene únicamente al momento de mostrar las prendas, porque una mujer puede ir a Forever21, por ejemplo, y encontrar un pantalón en menos de 200 pesos, pero no ves la diferencia entre Forever (sic) y Paris Jeans hasta que te los pones y ves que si escoges el corte que debes, te va a ajustar bien y que te va a durar mucho más tiempo.” Comenta Rosalía. 

Entonces, si Paris Jeans tiene todo lo que buscamos en un pantalón: comodidad, ajuste, diseño y precio, ¿por qué no son favoritos de todas? Porque no ha sabido llegar al público que seguramente los comprarían.

París Jeans se vende por catálogo y sus puntos de venta están muy lejos de centros de consumo como el sur de la ciudad, el centro histórico o Santa Fe. Además, su estrategia comercial no está dirigida a la que considera competencia. Una consumidora de H&M no viajaría hasta Cuatitlán Izcalli por un par de pantalones por buenos que fueran y tampoco se identifica con alguien como Lucía Méndez, una de las celebridades imagen de la marca.

Por el momento nos queda esperar a que esta marca de pantalones hechos totalmente en México, vea el mercado potencial tan grande que tiene, pues ¿a qué mujer no le gusta estar cómoda y a la moda sin vaciar su cartera?