Papa evitará recibir a políticos argentinos por un tiempo

El papa Francisco decidió dejar de recibir políticos argentinos por un tiempo para evitar que se haga uso de su imagen en pleno año electoral.
El papa Francisco, durante una audiencia en la plaza de San Pedro, en el Vaticano
El papa Francisco, durante una audiencia en la plaza de San Pedro, en el Vaticano (Reuters)

Buenos Aires

El papa Francisco decidió dejar de recibir políticos argentinos por un tiempo para evitar que se haga uso de su imagen en pleno año electoral, según indicó el lunes Guillermo Karcher, oficial de Protocolo y Ceremonial del Vaticano.

Karcher declaró a radio La Red de Buenos Aires que Jorge Bergoglio "ya ha puesto" un límite a los contactos con los dirigentes.

"Ya lo dijo...estamos en ese tiempo...el que no tiene la foto, no la tiene. Y el que la tiene, que la tenga en casa", afirmó el responsable de protocolo al ser consultado sobre cuál será la actitud del pontífice respecto a la clase política en momentos en que se desarrolla la campaña electoral de cara a los comicios presidenciales de octubre.

Al ahondar en las recientes declaraciones que hizo Francisco acerca de que se sintió usado por los políticos de su país, Karcher dijo que el papa tuvo la "sensación" de que aquellos que lo visitaban en el Vaticano y se fotografiaban con él luego usaban esa imagen "para decir algo que nada que ver".

"Ahí está el abuso; no en sacarse una foto, sino hacer uso de una foto como para decir algo que nada que ver...Incluso una conversación que tuvimos me dijo 'que cada uno se haga responsable de lo que dice lo que afirma', porque no puede ser que vayan allá y todos digan 'con mandato del papa hay que hacer ésto y lo otro", sostuvo Karcher.

"Si vamos a hacer campaña con una foto...hay cosas más profundas, quien sea tiene que ir proponiendo proyectos y cosas con visión de futuro", argumentó el jefe de ceremonial.

Asimismo señaló que a Francisco no le gusta ser "etiquetado" como afín a ningún partido político en concreto. "El es jefe de estado del Vaticano; no puede ponerse ninguna camiseta, la única que se pone es la de San Lorenzo", indicó sobre la simpatía del pontífice con el club de futbol de Buenos Aires.

En una entrevista con el canal mexicano Televisa, Francisco dijo que se sintió "usado" por los políticos argentinos que pedían audiencia. El papa no identificó a ninguno de los políticos en cuestión, pero apuntó que "los argentinos cuando vieron un papa argentino se olvidaron de todos los que estaban a favor o en contra del papa argentino".

La presidenta Cristina Fernández, que en diciembre entregará el poder al ganador de las elecciones, y muchos dirigentes políticos y humanitarios vinculados al gobierno que tenían una opinión negativa de Bergoglio cambiaron de opinión cuando fue elegido papa.