Panasonic cambia de giro: ahora vende verduras

Una unidad del conglomerado de electrónicos comenzó a vender las semana pasada a un restaurante de Singapur vegetales cultivados en su primera granja bajo techo con licencia en el estado isla.
En la instalación, que actualmente tiene una pequeña producción de 3,6 millones de toneladas anuales, se cultivan 10 tipos de vegetales, como rábanos rojos pequeños y espinacas mini.
En la instalación, que actualmente tiene una pequeña producción de 3,6 millones de toneladas anuales, se cultivan 10 tipos de vegetales, como rábanos rojos pequeños y espinacas mini. (Reuters)

Singapur

Panasonic Corp de Japón, conocida por sus televisores y sistemas de video, quiere alimentar a los singapurenses con sus rábanos y lechugas.

Una unidad del conglomerado de electrónicos comenzó a vender las semana pasada a un restaurante de Singapur vegetales cultivados en su primera granja bajo techo con licencia en el estado isla.

La iniciativa mueve a Panasonic aún más hacia la tecnología de cultivos en Singapur, que ante la escasez de terreno quiere reducir su dependencia de los alimentos importados.

"Anticipamos que la agricultura será una potencial cartera de crecimiento, dada la escasez de tierra cultivable, el cambio climático y la creciente demanda por comida de calidad y un suministro estable de alimentos", dijo Hideki Baba, director gerente de Panasonic Factory Solutions Asia Pacific.

En la instalación, que actualmente tiene una pequeña producción de 3,6 millones de toneladas anuales, se cultivan 10 tipos de vegetales, como rábanos rojos pequeños y espinacas mini.

La agricultura bajo techo ha atraído el interés de otras empresas japonesas de tecnología. Fujitsu Ltd está cultivando lechugas en una planta en la provincia de Fukushima y Sharp Corp está probando el cultivo de fresas en Dubái.


En Singapur, la granja de 248 metros cuadrados de Panasonic está dentro de una fábrica en las afueras de la ciudad, donde el brillo rosa y púrpura de luces LED alimentan a las plantas. La empresa restringe el número de visitantes para mantener controlada la temperatura, la humedad y el dióxido de carbono.

Los planes son cultivar 30 variedades distintas para marzo de 2017 que representen un 5 por ciento de la producción local de vegetales. La empresa dice que el costo de sus vegetales puede ser de la mitad respecto a los que se importan desde Japón.

Singapur, el segundo país más densamente poblado del mundo, importa el 90 por ciento de sus alimentos.

El experto en tecnología agrícola Lee Sing Kong dijo que Singapur puede mejorar su seguridad alimenticia usando técnicas de cultivo que incrementen la productividad.

"Tenemos que cultivar algo por nuestra cuenta para tener un respaldo para los períodos en que haya interrupciones de la oferta", dijo Lee, profesor de ciencias biológicas de la Universidad Tecnológica Nanyang en Singapur.