Pan de Muerto, ejemplo de armonía en la cultura mexicana

Yuri de Gortari Krauss habla sobre el Pan de Muerto, pieza fundamental en los altares u ofrendas del Día de Muertos.

Ciudad de México

Yuri de Gortari Krauss, fundador del restaurante La Bombilla®, aseguró que el mejor Pan de Muerto se vende en las ferias que instalan en estas épocas afuera de la Iglesias, y que las nuevas presentaciones, con relleno, sólo evidencian una falta de imaginación de los panaderos.

“La fiesta de muertos se festeja desde la época prehispánica, después con los españoles llegan los fieles y es cuando se hace un auténtico sincretismo en nuestra cultura y se unen las dos festividades, ya que los mexicanos seguimos celebrando la vida a través de la muerte”, indicó Yuri.

Yuri aseguró que el Día de Muertos es un ejemplo maravilloso y riquísimo de un sincretismo en la cultura mexicana, que va más allá del mestizaje. Además de que es un festejo a la vida, es una celebración de la vida.

“Más allá de la tristeza, el pesar y la amargura es la alegría de la vida y de la cercanía de nuestros muertos, más allá de pensar que los mexicanos se ríen de la muerte, no, los mexicanos vemos a la muerte con un sentido festivo, porque los muertos nunca nos abandonan, porque siempre están nuestros seres queridos cerca de nosotros y los traemos más cerca con el altar de muertos y por eso les brindamos ese festín”, agregó Yuri.

Durante una clase en la Escuela de Gastronomía Mexicana sobre Pan de Muerto, Yuri destacó la importancia en la ofrenda de muertos, ya que es el difunto el que está personificado a través del Pan de Muerto en el altar.

“El Pan de Muerto está hecho de trigo y con trigo se hace el cuerpo de cristo que es la hostia. Por otra parte está presente el maíz, del que está hecho nuestra carne, nuestros huesos, están presentes los dos cereales tan importantes para la cultura occidental europea y para la cultura mexicana, mesoamericana”.

Yuri lamentó la falta de imaginación de parte de los panaderos al elaborar el pan de muerto, ya que les ha dado por inventar nuevas presentaciones, como relleno de nata, relleno de chocolate y de crema pastelera, entre otros.

Considera que en El Cardenal se puede degustar un buen Pan de Muerto ya que es un lugar en el que se conserva la cocina tradicional mexicana, además de las ferias que se instalan afuera de las iglesias, ya que se puede adquirir otro tipo de pan, muy diferente al que estamos acostumbrados en la ciudad de México, como el elaborado con pulque.