PCs y notebooks deberán reinventarse en 2014

Las empresas que fabrican PCs están siguiendo diversas estrategias para sobrevivir contra los smartphones y las tabletas.
La era de las computadoras de mesa está terminando.
La era de las computadoras de mesa está terminando. (DPA)

Los grandes capitanes de la industria de las computadoras veían a los smartphones y las tabletas como un simple complemento para las PCs de escritorio, pero ya en 2014 está claro que no sólo no es así, sino que se ha acabado la era de la computadora de sobremesa. Por eso, es necesario que todo el sector se reinvente.

Para la industria de las PCs, acostumbrada al éxito, 2013 fue un mal año, y el próximo no promete ser mejor. Como muy tarde este año que se va quedó claro que el negocio ya nunca volverá a ser el que era, señala el analista de Gartner Ranjit Atwal.

La empresa de análisis estima que en 2013 el mercado se contrajo más de un ocho por ciento y que en 2014 seguirá la tendencia. La única buena noticia de Atwal para el sector es que en los próximos 12 meses probablemente se alcance el punto más bajo y luego se produzca un ligero repunte.

En 2011 se vendieron más de 365 millones de notebooks y computadoras de escritorio. Para 2014, Gartner espera que la cifra sea de 280 millones, casi un 25 por ciento menos.

En 2015 se venderán en todo el mundo más tabletas que PCs.


Y las pérdidas no se reparten de forma equilibrada en el sector. Las firmas que trabajan con empresas salen mejor paradas, mientras que las centradas en el consumo privado sufrieron grandes pérdidas.

Cayeron por ejemplo trimestre a trimestre en un 20 y un 30 por ciento las ventas de los fabricantes taiwaneses Acer y Asus, que en su día habían revolucionado el mercado con sus mini-notebooks. La práctica desaparición del negocio de las netbooks eliminó su principal fuente de ingresos. "El año que viene podría ser crucial para algunos fabricantes", señala Atwal.

Las empresas están siguiendo diversas estrategias para sobrevivir. Acer sustituyó al presidente de la empresa en noviembre tras registrar las mayores pérdidas de su historia. Pero apenas dos semanas después su sucesor designado también se retira y se pone al frente Stan Shih, de 69 años y fundador de la firma, que trabajará sin sueldo para salvar la obra de su vida.

También en Dell, la tercera mayor compañía del mercado, volvió a tomar las riendas el fundador, Michael Dell, quien pasó casi todo el año ocupado en volver a controlar la empresa creada por él siendo un estudiante. En una lucha de poder se impuso finalmente al millonario Carl Icahn, que se oponía al negocio. Sin tener que dar constante cuenta a los accionistas, Michael Dell quiere transformar por completo la firma, y entre otras cosas meterse en el negocio con las tabletas y los smartphones.

Para la industria de las PCs, 2013 fue un mal año y el próximo no promete ser mejor.


Pero también hubo ganadores en el sector, como la china Lenovo, que entró en las grandes ligas en 2005 con la compra de la división de PCs de IBM. Este año, la firma consiguió destronar como número uno a Hewlett Packard, si bien con ayuda de la propia HP. La compañía estadounidense generó confusión con el anuncio luego retirado de que separaría su sector de PCs, lo que ahuyentó a muchas empresas clientes.

Lenovo está experimentando además con nuevos formatos como combinaciones entre notebook y tableta o laptops con pantalla giratoria. "Durante casi 30 años no hubo prácticamente más que dos clases de aparatos: computadoras de escritorio y portátiles. Las nuevas tecnologías nos dan mucho más juego", afirma el jefe de la firma para Europa, Gianfranco Lanci.

Se puede crecer también durante una crisis, si se toman las decisiones adecuadas, si bien "vivimos en una sociedad de cambios rápidos en la que no se pueden cometer errores", señala. Un fallo de Lenovo fue su tableta de mesa Horizon, del tamaño de un televisor, que apenas tuvo eco entre los consumidores.

Ya en 2015 se venderán en todo el mundo más tabletas que PCs. Pese a ello, el analista Atwal de Gartner cree que la tendencia a lanzar tabletas pequeñas puede dar pie a una mejora del sector de PCs. "Muchos seguirán queriendo aparatos con una pantalla más grande, de 11 o 13 pulgadas".