¿Cuánto cuesta comer en los mejores restaurantes del mundo?

Te presentamos algunos platillos que podrías comer en los cinco primeros lugares de la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo.
Seis platos de los seis mejores restaurantes del mundo
Seis platos de los seis mejores restaurantes del mundo (Especial)

Este lunes se dio a conocer la nueva lista de los 50 mejores restaurantes del mundo. Tres mexicanos están en la lista, incluyendo a Pujol del Chef Enrique Olvera; para muchos el mejor restaurante del país.

Si puedes permitirte un gasto mayor al acostumbrado para comer o cenar, visitar Pujol es siempre una buena opción. Pero ¿qué pasa con el resto de la lista? ¿Es tan fácil comer en el mejor restaurante del mundo en España? ¿Qué tal en Central, el mejor de Lima?

Para darte una respuesta, exploramos la oferta de los primeros cinco lugares de la lista y los comparamos con los precios de Pujol. Lo que todos tienen en común es que ofrecen menús de varios tiempos (desde 6 hasta 20) que puede estar acompañado de vino. Usamos los precios con vino incluido.

El Cellar de Can Roca.

 

El mejor restaurante del mundo proviene de una larga tradición familiar, instalada al norte de Barcelona. Actualmente tres chefs se encargan de su estrafalaria carta. El menú de degustación es sumamente original. Para empezar, ofrece cinco opciones de botanas para representar distintos países, desde México con un burrito de mole poblano y guacamole, hasta Corea con un pan frito relleno de tocino, kimchi y aceite de sésamo. Después podrás comer aceitunas caramelizadas directo de un árbol que llevan a tu mesa. Luego hay lapa con albarino, maíz crujiente y brioche con trufas, una sopa de verduras que parece de células, una leche de tigre (ceviche de langosta con camote, pepinos, chile y limón) camarones con vinagre, ostras con anemonas, un helado de huitlacoche, sardinas y eventualmente un helado con pulpa de cacao y litchis secos.

Precio: 5 mil 142 pesos

Osteria Francescana.

 

El mejor restaurante de Modena, Italia cuenta con tan sólo 12 mesas. Sus comensales pueden elegir platillos de su carta experimental como escargots, anguilas o ravioles de foie gras. O sólo dejar a los expertos elegir en dos de sus menús: Sensations, una selección estacional de platillos de la carta, o Tradition in Evolution. Este último incluye ensalada César, queso parmesano añejo en distintas temperaturas y texturas, ternera “hermosa y psicodélica” y croccantino de almendras.

Precio: 170 dólares + 110 con vino = 4 mil 313 pesos por persona

Noma.


El año pasado este lugar en Dinamarca era considerado el mejor del mundo. Sus delicadas creaciones parecen traídas de otros mundos, gracias no sólo a su disposición en el plato, sino a sus singulares combinaciones. El menú de más de 20 platillos incluye ciruelas fermentadas salvajes con rosas o espárragos con moras y algas. También podrás disfrutar de una langosta con flores y camarones dulces envueltos en hojas de ajo de oso. De postre hay licor de sabores del bosque, con chocolate y huevo.

Precio: 3 mil 914 pesos + 2 mil 533 con vino = 6 mil 447 pesos

Central


El mejor restaurante de latinoamérica hace gala de sabores locales y la fama que goza la gastronomía peruana en su sencilla carta. Al igual que el resto del listado, el restaurante ofrece un menú de degustación con vino. Sus dos opciones de menú incluyen aguacate, pollo, ensaladas, pulpo, quinoa y caracoles. Las hierbas  y especias que se usan en la cocina provienen de un jardín dentro del local. Toda el agua es purificada ahí mismo y el chocolate tiene un proceso de preservación especial para conservar su sabor.

Precio: 2 mil 439 pesos por persona

Eleven Madison Park


Es el quinto mejor restaurante del mundo. Se ubica en la dirección que lleva su nombre, en la ciudad de Nueva York. Aunque la gran mayoría de sus comensales pide dos platillos y se va, también está la experiencia completa, en la comida o la cena, que consta de más de una docena de platos y alrededor de tres horas comiendo. El menú incluye clásicos como esturión  ahumado, pero también espuma de helado de maple si quieres algo más arriesgado.

Precio: 3 mil 464 por persona

Pujol.


Cuenta con dos servicios: comida y cena, cada uno con un menú de seis tiempos. El de la cena arranca con varias botanas como elote con mayonesa de hormiga chicatana, tostada de chía y Bocol Huasteco. En el segundo tiempo puedes elegir entre mole verde, lengua con consomé o Cuitlacoche y mollejas. En el tercer tiempo hay tamal de papa, tacos de barbacoa o una tostada de pulpo. El cuarto es una infladita de huevo, la pesca del día o un poco de pollo. El quinto tiempo es mole madre o mole nuevo y de postre un “final feliz”.

Precio: 1 mil 325 pesos por persona

Y así es como Pujol demuestra que los precios exorbitantes no son necesario sinónimo de calidad. 

Quintonil


Situado como 35 de los 50 mejores del mundo, este restaurante ofrece un menú que cambia de acuerdo a la estación para aprovechar los mejores productos locales. En esta primavera se puede degustar una ensalada de quelites con jitomates y aguacate al comal y queso Cotija, huauzontles con queso cuadro de Chiapas, quinua y sofrito de jitomate, su platillo estrella, y como plato fuerte diezmillo de res wagyu en pulque, maíz y reducción de chiles secos. Para finalizar, una nieve de nopal o una crema de mamey con galleta de pinole y helado de hueso de mamey. Si bien lo sabores que ofrece Quintonil no son tan arriesgados como los otros restaurantes mexicanos que entraron en la lista, sí garantizan una experiencia diferente al momento de degustar su reinterpretación de la cocina tradicional mexicana.

Precio: 990 pesos por persona sin bebidas incluidas, aunque seguramente el chef Jorge Vallejo, quien atiende personalmente, sabrá hacerte una recomendación de maridaje.