Lujo refinado en colección de Oscar de la Renta

El diseñador mostró la piel de las modelos con faldas de encaje y vestidos de gala en diferentes tonos desde el rosa hasta el negro.

Nueva York

Hubo mucho que ver sobre la pasarela de Oscar de la Renta en la Semana de la Moda, pero también entre bambalinas.

El maestro diseñador, de 82 años, estaba sentado en una silla y miraba intensamente en un monitor mientras supervisaba los movimientos de cada modelo que iba por la pasarela durante su desfile. Al final salió sonriendo, con la supermodelo Karlie Kloss de su brazo, para recibir el aplauso. Besó a Kloss en la mejilla y después a la modelo Daria Strokous. Regresó entre bambalinas y las modelos lo celebraron estruendosamente.

En cuanto a su colección primavera 2015, tuvo todos los detalles suntuosos y ricos que de la Renta logra en cada ocasión, además el diseñador se vio dispuesto a mostrar la piel de las modelos con varias faldas de encaje y vestidos de gala que hacían ver sus piernas interminables, y ocasionalmente algo más.

El diseñador comenzó con los diseños más casuales, combinando un estampado de cuadros en rosa, azul claro o negro con estilos más delicados como una falda de encaje blanca.

A medida que progresaba el desfile se puso más elegante con un vestido de organza marfil con bordados que estaba hermosamente adornado con flores pintadas a mano y plumas de avestruz. Otro vestido, en tul blanco, estaba cubierto con cuentas de cristal y adornos con más plumas de avestruz.

Los tres modelos finales de De la Renta fueron en verde limón brillante. Kloss cerró el desfile con un glamuroso vestido de seda marfil, cuya falda era más corta al frente, adornada con aplicaciones en forma de hojas verdes en organza.