Obispo acusado de despilfarro viaja en un vuelo de bajo costo

El prelado alemán despertó controversia por el precio de una residencia que construye, la cual ronda los 40 millones de euros.
La nueva vivienda de Franz-Peter Tebartz-van Elst.
La nueva vivienda de Franz-Peter Tebartz-van Elst. (Frederik Von Erichsen/EFE)

Berlín

El obispo alemán Franz-Peter Tebartz-van Elst, centro de una fuerte controversia por despilfarro, parece haberse enmendado, pues viajó en un vuelo de bajo costo a Roma, con el objetivo de aclarar el uso de sus gastos.

La imagen del prelado sentado en un avión de Ryanair aparece reproducida en los grandes medios alemanes, desde el popular Bild al semanario Der Spiegel, aunque todo apunta a que ello no le servirá para lavar su imagen, en medio de la difusión de la información de sus gastos.

El costo de la nueva residencia que se está construyendo en Limburg ronda los 40 millones de euros, de los 5.5 millones en que se estimaba gastar.

Dos fiscalías investigan presuntos casos de declaraciones en falso —en relación a un viaje en primera clase a India— y fraude —relativo a las obras de la residencia en Limburg—, mientras desde la Iglesia se presentan críticas contra el obispo.

Centenares de ciudadanos de su diócesis protagonizaron este domingo un acto de protesta ante la iglesia de la ciudad, cuyas campanas repicaron trece veces, al del mediodía, a modo de “toque de advertencia” contra el ausente prelado.

Se espera que hoy viaje al Vaticano el presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Robert Zollitsch, para abordar con el Papa el caso de Tebartz-van Elst, a quien en el pasado se le ha imputado repetidamente un comportamiento autoritario.

Zollitsch se distanció en días pasados del obispo y mostró su “extrañeza” por los costos derivados de la construcción de su nueva residencia en Limburg y demás escándalos que rodean al prelado.

En medios alemanes se considera que la intención del obispo, con su viaje a Roma, es adelantarse al presidente del episcopado alemán y hacer valer su influencia sobre el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo Gerhard Ludwig Müller, quien habló de una “campaña” de hostigamiento en su contra.

El comportamiento del obispo ha desatado un alud de críticas desde todos los ámbitos en Alemania, país que de por sí está identificado con la austeridad, mientras se insiste en que el estilo de vida pomposo está en discrepancia con la modestia defendida por Francisco.

[b]RECONOCE PATERNIDAD[/b]

El ex obispo auxiliar de Lima Guillermo Abanto, quien dimitió tras ser demandado por paternidad, reconoció que es el padre de una niña de dos años, según declaraciones difundidas en un programa de la televisión peruana.

Según la cadena Frecuencia Latina, éstamostró a Abanto con la niña que procreó hace dos años con la psicóloga Alexandra de la Lama Luna y aseguró que nunca negó la paternidad de la menor.

El cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, le exigió esta semana a Abanto que afronte con “hombría” su paternidad y confirmó que el Vaticano aceptó la renuncia del ahora ex obispo.

“No ocultamos nada. La Iglesia respeta y respetará a la justicia civil, a los procesos judiciales en marcha. Tolerancia cero con todos estos temas. Mi solidaridad con la honra de las personas perjudicadas, en especial con esta niña inocente, que debe ser reconocida por su padre”, enfatizó el cardenal.