Nuevo pulpo Paul es oráculo de Colombia rumbo a Brasil 2014

Desde el Mundial Sub 20 que se disputó en Colombia, Paul pronostica sin error los resultados de la selección", admite Paul Tarud dueño de restaurante de comida donde está el pulpo.
Archivo Milenio
(Archivo)

Barranquilla

Al igual que su famoso antecesor del Mundial de Sudáfrica-2010, el pulpo Paul es utilizado en Barranquilla como oráculo de la selección colombiana, que está a las puertas de clasificarse al Mundial de Brasil-2014.

En el día previo al partido de Colombia frente a Chile, vital en las aspiraciones de ambos equipos de sellar pasaporte a Brasil, Paul Tarud abrió su restaurante de comida de mar más temprano de lo previsto.

El motivo: una nueva exhibición de las dotes de adivino de Paul, un pequeño pulpo de dos años y medio que le da nombre a su local.

"Desde el Mundial Sub 20 que se disputó en Colombia, Paul pronostica sin error los resultados de la selección", admite Tarud sin modestia en una entrevista a la AFP.

El cefalópodo sigue los pasos de su famoso antecesor: el pulpo Paul del Mundial de Sudáfrica-2010, cuyas acertadas predicciones dieron la vuelta al mundo y que murió en un acuario de Alemania a los tres años de edad, meses después de haber finalizado el torneo.

Paul anticipó la victoria de España en la final frente a Holanda, y su imagen fue reproducida por medios de todo el mundo, hasta el punto de que zoológicos españoles intentaron adoptarlo sin éxito.

De forma idéntica, el animal 'barranquillero' -de menor tamaño que el Paul alemán de 700 gramos- vive en un acuario junto a peces.

Un empleado del local introduce una especie de cajón transparente dividido en partes iguales, con la bandera de Chile en un lado y la de Colombia en el otro.

El pulpo es tentado a salir de las piedras con carnadas. Después de bregar durante varios minutos, Paul se introduce dificultosamente en la caja que lleva la divisa colombiana.

"Pareciera que lo pensó mucho antes de meterse, lo que augura que el partido será muy difícil. Clasificaremos pero seguramente será con un empate", interpreta su dueño.

Según Tarud, el pulpo es "entrenado" antes de cada partido de la selección para que afine sus dones de adivino.

"Al frente del acuario ponemos un televisor y le dejamos ver partidos de fútbol. Ha sido un gran atractivo para los turistas que ya confían en él", señala Tarud.

El dueño del restaurante anticipa que Paul será una celebridad si Colombia clasifica al Mundial de Brasil 2014, tras 16 años de fracasos.

"Tiene dos años y medio, seguro llega vivo al Mundial, y ahí dará que hablar. ¿Si los europeos tuvieron a su Paul por qué nosotros no?", se pregunta el hombre.