iOS 8, un dolor de cabeza para usuarios

El tiempo de espera para descargar el nuevo sistema operativo es de hasta 8 horas, reportan usuarios. 
Con memes, usuarios de Apple se quejan del tiempo de espera para descargar el iOS 8
Con memes, usuarios de Apple se quejan del tiempo de espera para descargar el iOS 8 (Twitter)

Ciudad de México

“El iOS 8 tarda más en descargarse que el amor en llegar”, bromea un usuario en Twitter (@iPodZOTE) mientras espera para bajar el nuevo sistema operativo de Apple; usuarios reportan que tarda hasta 8 horas en descargarse.

Tan solo en las primeras 24 horas en que el iOS 8 estuvo disponible las quejas alrededor del mundo no pararon e incluso se volvieron tendencia mundial en Twitter, debido al tiempo y capacidad que este sistema operativo ocupa en el smartphone o tableta.

El tiempo de descarga llega a ser de hasta de 8 horas debido a la saturación, por lo que muchos usuarios abortaron la misión y se quedaron con la versión 7.1.2.

Los usuarios cuyo dispositivo móvil tiene capacidad de 16 GB enfrentan otra dificultad, ya que el nuevo sistema operativo ocupa al menos 4.6 GB de espacio libre, es decir casi una tercera parte de la memoria total. Algunos optaron por borrar aplicaciones, fotos y música para alcanzar la capacidad mínima requerida, sin tener éxito.

“Borré 900 canciones, eliminé 2 mil 200 fotografías, borré mi casa, borré mi vida, solo para obtener el nuevo iOS 8”, escribió en su cuenta de Twitter Ashleigh Yeo (@ashleigh_yeo), mientras intentaba bajar el software en su nuevo dispositivo.

Para solucionar esta dificultad y evitar que los usuarios pierdan información importante o personal del iPhone o iPad, Apple recomienda actualizar iOS desde el iTunes del ordenador.

Para los afortunados que lograron descargar iOS 8 las molestias no paran, ya que reportan lentitud en la navegación,  poca duración de la batería y hasta calentamiento de sus dispositivos móviles.

Miles de personas en el mundo que intentan bajar el nuevo software bromean en sus redes sociales y crean memes para expresar su descontento con la empresa californiana.