Negocio de suelas une a coreano y a leonesa

Young llegó a León sin imaginar que encontraría el amor en una mujer leonesa; además hizo cambios en su vida y en sus costumbres.
Young Beng Choi y Berenice Ayala
Young Beng Choi y Berenice Ayala (Pilar Muñoz y Joseé Luis Moreno)

León, Gto

Hace 10 años Young Beng Choi llegó a León para comenzar su negocio de suelas, sin imaginar que 2 años después encontraría el amor en Berenice Ayala, una chica leonesa.

Todavía no domina el español, pero ya dijo los votos frente a su amada.

Su historia comenzó cuando Young decidió dejar Corea para llegar a León e iniciar su negocio de suelas; Berenice entró a trabajar como auxiliar de comercio internacional desde que la fábrica arrancó.

Young tiene fábricas en León y en San Francisco del Rincón.

Su amor se fortaleció por 8 años antes que la pareja decidiera dar el paso más grande de su vida que era contraer matrimonio.

La Catedral de León fue la sede donde este par de enamorados sellaron su amor por completo.

Frente a todos sus familiares y amigos, Berenice y Young se dieron el sí y se juraron amor eterno el sábado 26 de abril del 2014 después de años de noviazgo.

Los hermanos del novio no pudieron evitar sonreír después de que su Young dijera unas palabras, pues su español aún no se perfecciona.

Incluso uno de los hermanos del novio, viajó desde Corea a León, solamente para estar en este día tan importante para su Young.

Las familias de ambos permanecían atentas a las palabras de los novios, en especial los padres de Berenice, pues no pudieron contener las lágrimas al ver a su hija vestida de blanco frente al altar, pues se llevaban a su hija para empezar una nueva vida.

El amor entre Berenice y Young es tan fuerte que él tuvo que pasar por distintos procesos obligatorios en la religión para poder contraer nupcias con ella.

Se bautizó, hizo su primera comunión y se confirmó con tal de cumplir los requisitos para que Dios le diera la bendición a su matrimonio.

Aunque asegura que desde su llegada a México se interesó mucho por esta religión.

La madre de Young y otras familiares que lo acompañaban, vestían trajes típicos de Corea, los 'Hanbok'.

La gente que asistió a la misa a esa hora, no pudo evitar la curiosidad, así que decidieron tomar lugares más adelante para observar la ceremonia.

"Estoy muy feliz de que mi hermana y Young se hayan casado, los dos se ven muy bien" dijo muy emocionado Iván Ayala, hermano de Berenice.

La ceremonia terminó y la lluvia de fotos llegó; los novios recibían felicitaciones, abrazos, besos y buenos deseos.

Además en una fiesta privada, los novios se casarían también al civil.

Corea y Taiwan serán testigos del comienzo de una relación entre un coreano y una mexicana, pues los recién casados los eligieron para pasar su 'Luna de Miel'.