Naomi Campbell, "políticamente correcta"

La modelo londinense no pudo evitar reir cuando le preguntaron por la portada de Kanye West y Kim Kardashian en la revista Vogue.

Ciudad de México

No cabe duda que Naomi Campbell se ha ganado su lugar en las pasarelas, la mezcla de sangre jamaicana y asiática le dieron una belleza particular. Pero su carácter explosivo es lo que parece dominar cualquier otro logro de la top model.

Pero debemos destacar el recato y buen juicio que ha mostrado en última fechas. Como su respuesta “políticamente correcta” cuando se le preguntó su opinión por la portada de Kim Kardashian y Kanye West en la revista Vogue.

En una entrevista que le realizó el programa australiano The Morning Show, su respuesta fue “no quiero comentar”, seguida de una gran risa. “Soy una modelo profesional, he trabajado durante veintiocho años, cuando consigues una portada en Vogue es un paso en tu carrera, un logro. Soy una modelo ¿Qué más puedo decir?”. Cuando la entrevistadora Kylie Gillis insistió preguntando que si ellos no se habían ganado esa portada simplemente dijo: “Esas son tus palabras. Yo estoy siendo políticamente correcta. Fue la decisión de Anna Wintour ponerlos en la portada de su revista. ¿Quién puede cuestionarla?”.

Aquí un recuento de los escándalos que ha protagonizado la top model:

Hace apenas unos meses se rumoró que la modelo estaba haciendo uso de todos sus contactos para que no le dieran trabajo a la modelo Luo Zilin, por haberle 'robado' a su novio de cuatro años Vladimir Doronin. Incluso a los días de darse a conocer la noticia de que salían juntos, la agencia MIX Model Management dio por terminado el contrato que tenía con Zilin.

En 2010 golpeó en varias ocasiones una cámara de la cadena ABC, después de que le preguntaran sobre un diamante de sangre que, al parecer, le había obsequiado el ex presidente de Liberia, Charles Taylor.

En 2008 cumplió 200 horas de servicio comunitario, castigo impuesto por patear y escupir a dos policías en el aeropuerto Heathrow de Londres, cuando se entero que su equipaje se había extraviado. Fue expulsada de los vuelos de British Airways de por vida.

En 2006 la policía londinense la detuvo por armar un escándalo frente a la casa de su novio el príncipe árabe Badr Jafar. Alrededor de las 3:30 de la madrugada la modelo se presentó para exigirle que le devolviera sus pertenencias. Después de calmarla, los oficiales fueron a recoger las cosas de la modelo.

En 2007 se declaró culpable de agresión en Nueva York hacia su ama de llaves, Ana Scolavino, de quien tuvo que pagar los gastos médicos, además de realizar servicio comunitario, al cual asistió impecable y vestida con las mejores marcas.

Estás y otras demandas más catalogaron por más de un década a Naomi Campbell como problemática y difícil de tratar.