CRÓNICA | POR JUAN CARLOS ANGULO

Los mejores eventos del 2014

Más allá del Mundial

Una selección de los mejores acontecimientos del globo puede delinear la agenda más envidiable de viajes para este año.

Ciudad de México

Mil millones de personas estarán pendientes de la Copa Mundial de Futbol de Brasil, que se convertirá el evento más popular de toda la historia. Se realizará del 12 de junio al 13 de julio en las ciudades de Río, Belo Horizonte, Cuiabá, Fortaleza, Natal, Recife, Brasilia, Curitiba, Manaos, Porto Alegre, Salvador y Sao Paolo. Si no consigues ir, aquí hay otras opciones para preparar tus vacaciones todo el año.

 

Febrero: Carnaval de Río

Es la consolación ideal para quien no consiguió entradas para el Mundial. Finalmente es también en Brasil, y es una fiesta sin igual. El carnaval sucede al inicio de la cuaresma y cada escuela de samba desarrolla un tema determinado y lo proyecta en sus carros alegóricos.

Los cariocas y turistas que no acuden al sambódromo arremeten contra las calles y playas para seguir la batucada, mientras la cashasa refresca las sedientas gargantas. Los cuerpos intercambian sudores, besos y risas, y algunos prefieren el contacto más íntimo, sin importar quién los vea. Finalmente es el momento para despedirse de los placeres de la carne por un tiempo.

 

Junio: Roskilde, Dinamarca

Piensa en un concierto con Carlos Santana, David Bowie, Pet Shop Boys, Elíades Ochoa, Pearl Jam y Metallica. Ahora, imagina que estás ahí, en un campo enorme en donde se respira la más absoluta libertad.

Los últimos días de junio, a sólo 40 kilómetros de Copenhague se lleva a cabo este evento musical en el que se mezclan estilos como el jazz, el rock, el pop, el hip hop, la música electrónica y el blues, entre otros. Roskilde se transforma en albergue, antro y templo melómano. Las instalaciones cuentan con todo para acampar. La gente se divierte, juega en el lodo, salta en los tomblings, pernocta en las áreas verdes, hace fogatas y grafitea en paredes especialmente puestas para tal actividad. ¡Nostálgicos de Woodstock: uníos!


Octubre: Oktoberfest: Múnich

Desde la última semana de septiembre, y con 16 días para beber, se reúnen cada año en Múnich alrededor de 7 millones de visitantes con una terrible indecisión:elegir que opción de cerveza tomar.

Las hay oscuras, claras, efervescentes, de trigo, secas, ligeras, combinadas, afrutadas, etcétera. Al grito de “prost” los asistentes chocan sus tarros y arman gran algarabía con cantos y bailes. Aunque es cierto que la bebida es protagonista del festival, los visitantes también acuden por los platillos típicos como salchichas, pollo y carnes frías.

 

Octubre: Village Parade, Nueva York

Son las 4 de la tarde, de un 31 de octubre y, según las noticias, tres millones de personas han salido a las calles de la gran manzana para celebrar que ha llegado la fiesta de Halloween.

La cita para iniciar la fiesta del Village Parade sucede en la 6ta. Avenida y se prolonga hasta la Calle 23. Niños, ancianos, mujeres y todo aquel que tenga un pretexto para divertirse sale a convivir sin reparos ni inhibiciones.

La locura multicultural se desparrama: un taxista pakistaní vestido de militar ruso platica con un empresario chino vestido de travesti. Al fondo, la mujer maravilla pide una canción a unos mariachis que, en vez de violines, han traído sus tablas de surf.

Por las calles se movilizan 20 marionetas gigantes que son la sensación. Todos son cómplices en la búsqueda de diversión. Los neuróticos mejor deben quedarse en casa: aquí la locura va en espiral ascendente.

El Mundial de Brasil convocará a tres millones de visitantes; el Oktoberfest, a siete millones.